miércoles, febrero 18, 2009

Hora de aceptar que perdió el NO

Ya hoy es miércoles después de las elecciones para decidir sobre la enmienda. Ví desde el mismo domingo la frustración y rabia que ocasiona la decisión que al final tomaron los electores. Pero siento que ya esta bueno de:

1. Culpar al exceso de campaña oficial: no faltó en la primera consulta, y no faltó ahorita. La razón no es esa.
2. Culpar a los abstencionistas: La democracia los admite y tolera. Nada de proponer que habría que sancionar al que no vota o obligarlo de alguna manera. Y asumir que este grupo obviamente conformista iba a favorecer a la oposición es no solo pretencioso sino irreal.
3. Culpar a nuestra idiosincracia: que porque somos como somos ganó el SI. La razón, según esta corriente, es que somos abusadores y vendemos los cupo de CADIVI. Me parece mezclar la gimnasia con la magnesia, no hay régimen que nos transforme en lo que no somos, no hay NO que nos obligue a no ensuciar las calles o colearnos en la cola del cine. El Maestro Cabrujas me apoyaría.
4. Declarar fraude: Aunque menos en cada elección, de nuevo vuelve este argumento. Hay que decidir si se juega un juego donde uno piensa que las reglas son injustas.

Demasiado bien parados salimos, con un aumento determinante en el número de votantes (lo cual no significa que sean opositores) y una ladrada en la cueva a un oficialismo que sabe que este es un intento desesperado por evitar lo que la crisis económica anuncia para todos, incluyendo a Venezuela lo cual se traduce en descontento con el gobierno, sea cual sea quién lo represente.
Leo conjeturas de como esta decisión hará que empeoren asuntos como la represión y el abuso de los derechos humanos. Sería triste, pero nada indica que si los resultados adversaran al presidente, el no usaría igual los 4 años que le quedarían para reforzar sus métodos intimidatorios.

Perdimos lo que creemos en la alternatividad como algo sano para la democracia. Pero no hemos perdido los que creemos que en 4 años pueden pasar muchas cosas, como que la oposición se enserie y deje de jugarle el juego a esta revolución aún anárquica, corrupta e ineficiente.

1 comentario:

More Baker dijo...

Me gustó mucho tu post, revela que dentro dela oposición hay gente consciente y razonable, amiga.
Da como cosa oirlos hablar de las razones de la pérdida, como que están por fuera, como que son perfectos peeeeeeeeeeeeeeeeero, etc, etc.
Y también es mi deseo que la oposición se enserie, que se proponga realmente como alternativa, porque mientras tengamos a estos, mi querida. Aquí habrá Chávez hasta quién sabe cuándo. Y eso no es bueno. Tú sabes que pienso que por ahora es necesario, pero las cosas caducan y sea del oficialismo o de OTRA tendencia, tenemos que darle chance a otro.
Besos, querida.