sábado, enero 31, 2009

Otra prueba más de que Él no existe

Hace una semana una familia se levanta de madrugada a cumplir con su deber: el padre a llevar a la madre al trabajo, los niños a acompañar al padre; porque ni la ley ni el sentido común permiten dejar a pequeños - edades 10, 7 y 4 - en casa solos. Haciendo otra vez lo debido, respetando un semáforo a una hora donde la gente se los "come¨ fueron envestidos por un borracho irresponsable, dejando como saldo las tres criaturas muertas.
Hay tragedias mucho mas grandes que estás, pero para mí es imposible de entender la decisión de un Dios omnipotente de enlutar asi a una familia que estaba haciendo lo correcto y que seguramente lo venía haciendo, incluyendo asistir a la Iglesia y rezarle a su protector. Prefiero pensar que simplemente Él no existe a que permita estás y otras cosas terribles.

3 comentarios:

Winterchaos dijo...

Como tu has dicho, no existe. Y si existiera sería el ser mas cruel del universo al crear criaturas exclusivamente para hacerlas sufrir....

Saludos...

Anónimo dijo...

Hermano, un consejo de pana, toma una biblia y lee el libro de Job y compara lo sucedido con lo que vivió JOB.
¡DIOS TE BENDIGA!

Hector. dijo...

En verdad es lamentable que estas cosas pasen, y creo que el borracho irresponsable que iba manejando y se llevo por delante a esos niños indefensos es quien no tiene a Dios presente en su vida, ese irresponsable es el que permitiò que eso pasara, ademàs, existen las leyes y personas competentes encargadas de hacer cumplir la ley ¿donde estaban? en parte todos somos responsables de evitar en lo posible que estas cosas sigan pasando porque enemil veces y en cualquier idioma se ha dicho "si tomas no manejes", si cometemos actos irresponsables es mucho màs irresponsables echarle la culpa a El de nuestros propias acciones.