lunes, diciembre 01, 2008

La quimioterapia y yo

Siguendo la pauta de la querida Cereza; contaré como me fué con la quimio. Al final concluyo que no es algo que le deseo ni a mi peor enemigo, pero a la vez, quizás como dice una autora es preferible hacérsela a limpiar el garaje ;)
Los efectos secundarios fueron constantes: después del tercer/cuarto día de la quimio, aparecián sin compasión, vómitos, dolor abdominal, debilidad general. Mas o menos a la cuarta vino la caída del poquito pelo que tenía, simplemente a borbotones y por ello decidí hacerme lo que ven aqui, no sin antes llorar por partida doble ( y pagarle dos veces) a la peluquera, para al final pasarme mi máquina en la casa.
Pero lo peor fueron períodos de depresión, tan agudos que el médico me recomendó un antidepresivo, pero considero un logro no haberlo tomado y guapear con remedios ambientales: mi querida famila, los amigos de aqui, los amigos virtuales que nunca me abandonaron.
Mis primeras quimios difirieron de las últimas (4 y 4), y a estas primeras les tenía alergia, por lo cual además de los venenos terapéuticos, debia ser inyectada con antialérgicos que al menos tenían la ventaja de hacerme pasar las 3/4 horas de tratamiento dormida, y esa velocidad era "buena", debido a un catarer que me pusieron de manera quirúrgica y que pronto me quitarán por el mismo medio.
Es lamentable que para curar el cáncer sea necesario introducir en el cuerpo sustancias que te hacen daño, aunque este sea provisional. Pero cuando es necesario tratar de eliminar la posibilidad de recurrencia, no hay alternativas y hay que enfrentar el tratamiento con el mejor de los ánimos y hacerse la idea, como yo de que es una carrera donde uno va dando un paso a la vez hasta que llega a la ansiada meta, agotado pero no derrotado, desanimado pero no triste.
Ya estoy en la ruta de la recuperación, comencé dieta, ejercicios, rutina hogareña y pronto laboral. Y ahora me siento que no hay nada que no pueda hacer, porque ante cada dificultad recuerdo lo duro de el tratamiento - el cual es a veces mas suave para unas y mas fuerte para otras -y me digo que no se compara. Ahora a cuidarme y relevar este capítulo al tema de asuntos superados pero vigilados, porque aunque el cáncer es crónico, la capacidad para enfrentarlo también ha de ser ilimitada.
* La foto es de mis "Chicas superpoderosas": sin su profesionalismo y dedicación estoy segura que la experiencia hubiese sido más difícil

10 comentarios:

Pansy dijo...

Hola querida Martha, si, la cosa parece un contrasentido un remedio que hace daño, pero irremisiblemente es asi ... Yo pienso y siento que la unica manera de enfrentar esto y que el remedio no cause mas estragos de los permitidos es tener la mente positiva y llenar de mucha fuerza el espiritu...
Me alegra mucho que estes ya en la etapa de retomar tus actividaes cotidianas.
Un Abrazo!

RomRod dijo...

pues vaya un abrazote cálido de parte de Janet y mía que te recordamos con mucho cariño y esperamos verte como la última vez comiéndonos un dulcito juntos y un rico café. Besos!

More Baker dijo...

Usted es macha, oyó??!! ya nacerá el cabello , preciosa, y perderás los kilos de más y hablaremos de estas cosa como una pesadilla de la quedó tremenda experiencia digna de emular por quien sufra de este mal.
Mi abrazo generoso y lleno de cariño.

profetabar dijo...

Lo que dices es una realidad que a todos nos hace temer, reconozco no leer todo este artículo, pero no es por falta de interés, es por miedo al dolor de las personas que lo padecen, por la dedicación de quienes, como tú, ayudan al enfermo. El tema me da escalosfríos, pero te agradezco recordarme una realidad de la cual no estoy ajena y me puede ocurrir. Lástima que estés lejos, para acudir a tu lado y dedicación. Felicidades por tu obra, es una expresión arte. con cariño una poeta de Chile.

Lycette Scott dijo...

amiga no sabes cuanto me alegra recibir la noticia de que estás en el camino de la recuperación, sé que todo saldrá fino. Las quimios, sólo he podido verlo en personas cercanas y creo tener idea de lo que es, aunque seguramente nunca como el agraviado, menos mal que slaiste de eso.
Te envío un gran abrazo

LUIS AMÉZAGA dijo...

Me quito el sombrero, señora, con todo el cariño.

Anónimo dijo...

Guauuuuu......que camino tan arduo y difícil de transitar; pero que fuerte se me ha puesto su mercé, que bella es verla renacer del dolor, la incertidumbre y la tristeza.
Se le quiere, admira y respeta un chorrooooooooo!
Besos mil, mi madame de mejillas de melocotón y que Dios me la bendiga y favorezca
Besos
BEA

Cereza dijo...

Martha nuevamente te digo todo pasa por más intenso que sea.
Te felicito compañera de batalla, SALUD. Tu y yo sabemos lo mucho que se guapea en ese recorrido. Ahora, mi recomendación es PACIENCIA,más paciencia, que todo poco a poco vuelve a la normalidad.

Martha Beatriz dijo...

Gracias Catalina, Rom, More, Profetabar, Lisette, Luis y Cereza.
Sigo no viendo la valentía, la realidad es que uno no tiene opción, pero si se guapea y se teme y se llora y se siente esperanza.
Si Cereza, todo volverá a la normalidad, volveré a ejercitar la paciencia que fue definitivamente puesta a prueba durante este año.
Abrazos para todos.

Israel albornoz dijo...

Que te mejores. soy un desconocido que te desea lo mejor.