martes, agosto 19, 2008

Movimiento y sanación


Ya estoy casi en la mitad de mi tratamiento. Con todo el ánimo posible me preparo ya para la cuarta quimio, a pesar de una tercera de película de terror. Lo que mas me preocupó fueron los síntomas de depresión, lo cual me lleva a una segunda dolencia que no deseo tratar de la manera tradicional, es decir con fármacos, aún cuando estoy, digamos autorizada. La dependencia me aterra, más aún cuando he visto y vivido - y sigo viendo - vicios y dependencias en mi familia.

Es por ello que decidí "moverme": comenzar a caminar a diario de nuevo, comer bien y ocupar el día, ya que no estoy trabajando, en actividades que me mantengan, mas que ocupada, motivada.

Y no es casualidad que Cereza este promoviendo la bailoterapia rosada, porque eso me indica que el camino correcto es el que estoy tomando de contar con mi mente y lo que pueda de mi cuerpo para salir de la primera etapa de esta enfermedad: yo sanar con movimiento, ustedes ayudar a sanar con movimiento, como esta actividad sugiere. No dejen de ir (y de cuidarse, queridas).

2 comentarios:

More Baker dijo...

Bravo chica, si pudiera irme a Caracas me iría, pero retomo con muchas ganas mis fuerzas para las actividades de septiembre.
Besos, querida.
Y bravo por ti de nuevo!!!!

Divina Cereza dijo...

Seguimos luchando guerrera.
Un super abrazo solidario