miércoles, diciembre 05, 2007

El error que hemos cometido

Ya a este momento todos sabemos de Chávez y su reacción de los dos días después. No es un artículo de prensa o un periodista lo que lo alborotó, es exactamente lo mismo que pasó con el incidente real en Chile: el primer día controlado y hecho el loco, ya a la semana amenazas de ruptura de relaciones y nacionalizaciones de bancos...imagen de lo qué ocurrió después con el Presidente Uribe.
Pero a lo que me refiero es como hemos pasado de a poquito a una situación donde tememos la próxima escalada de violencia, el próximo insulto, donde agradecemos el comportamiento "democrático" de quién quiere hacer lo que le dá la gana, donde toleramos grocerías y la puesta por el suelo de instituciones y procesos que solo hace un año, según el ganador de aquel entonces eran los mas limpios del mundo.
A pesar de que concluyo que lo de hoy es solo estrategia, para que no se le terminen de ir los adeptos a quienes les gusta el tipo por su "mano dura",- fácil cuando se tiene el poder y los recursos; para con todo y eso verlo rabiar porque "votamos por Bush" - y lo tuvieron que ver acongojado y admitiendo una derrota anunciada. Pero me temo que fallará, porque los mismos que ayer admiraban su capacidad de reconocer en mas de 8 horas lo que ya ha tenido que saber de temprano el día domingo, es imposible que vuelvan, no sin verguenza, a admitir que "asi es que se habla", ni siquiera los interesados y jaletis de la prensa cubana.
El sabe que la confrontación le ha dado dividendos y vuelve a jugarse la carta del "no volverán", sin saber que muchos no queremos que vuelvan, pero tampoco queremos que él se quede. Basta de tenernos asustados, sometidos a sus torpezas y a su inmadurez. Que el impulso que rechazó sus deseo de quedarse legalmente - ya sabemos que intentará otras formas - en el poder siga para tener una patria donde quepamos todos y no tengamos la necesidad de que nadie utilice la palabra mierda para referirse a los otros y menos el que fúé elegido para representarnos a todos. Nunca más.

1 comentario:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Es increíble el caradurismo.
El propio niño malcriado -con el perdón de todos los niños malcriados- cuando le quitan el juguete.
La megalomanía, el complejo de Edipo -“juro por mi madre…”-, la paranoia y todas las patologías casi de librito, no hay cosa peor que colocar un espejo a la arrogancia, al cinismo.
“No hagas lo que yo hago, pues si tú lo haces, es pecado” y la cólera se abre camino. Tenemos muchos ejemplos y sería largo comentar.

… pero el "NO" abre una puerta. A comprar los boletos, las mascaras van a caer.

Todo lo mejor para ti.