sábado, noviembre 03, 2007

Falta de palabra y olvido popular

Mientras parte del pueblo se debate en la calle contra la reforma constitucional - ver dos puntos de vista aqui y allá - yo me enfoco en algo que, aparentemente los dos bandos consideran insignificante: recuerdo al Presidente Chávez declarando no solo que la reforma que el propuso iba sin modificaciones, sino que LA RETIRARIA de querer hacérselas o en caso de tratar de votarla en varios bloques. De hecho fué modificada por esa extensión del Ejecutivo mal llamada Asamblea Nacional - según el comandante era "perfecta" y no necesitaba nada- , y aún cuando en el fondo sus propuestas se votarán en un solo bloque, ambas cosas hacen que el hombre sea uno más sin palabra. La oposición por supuesto, quedada - ya han debido exigir que la retire y cumpla lo que prometió, no dejar que fuese llevada al CNE - y por supuesto me gustaría leer una buena excusa del oficialismo/chavismo justificando al hombre que dice una cosa hoy y otra mañana. Se supone que los iluminados no se equivocan ni reculan.

2 comentarios:

Lycette Scott dijo...

Muy buen detalle traes a colación amiga, yo no recordaba este asuntico, pero de verdad que sería bueno que el inquilino de la silla presidencial la recordara

More Baker dijo...

Amiga: así es Chávez. si el momento se presta para insultos, él insulta. Si es para amenazar , amenaza. Dijo que la retiraría si es que se la modificaban? Vainas de ese momento amiga!! Cómo crees que la va a retirar? Primero falta el sol antes de que eso suceda!!!
La gente se cansa de decir cosas, de ofrecer y ofrecer su palabra, según sus emociones. Chávez es emocional y su envestidura le da derecho, según él, a no sólo humillar al enemigo, sino a su propia gente. Fíjate ya él sabía lo de Baduel. Con tono resignado y hasta de "pobrecito yo" volvió a encadenarse para dar sus impresiones sobre lo que dijo Baduel. Por supuesto, Baduel como Ameliach, ya están muertos y que en paz descansen.