miércoles, octubre 17, 2007

Carta a un amigo

Querido Jorge:
Sé que andas callejeando por aí - en un evento de literatura en Colombia, como me alegra - y solo me imagino las experiencias que tendrás para contarnos. Veo como empiezas a ver de una manera u otra los frutos de tu labor como editor y artista, a pesar de que no todo - sobretodo los recursos para perseguir tu sueño - está a tu favor la mayor parte del tiempo, cosas del oficio para el que naciste.
Te mando esta misiva porque quiero que estés al tanto, cuando llegues a Maiquetía y te sellen tu pasaporte de la República Bolivariana de Venezuela - si, ese que viene de Suecia, porque botaste el original allá - que aunque te parezca que regresas al mismo lugar, no es así: ya te habías ido con la noticia de que se eliminará la propiedad intelectual - es decir tus obras serán "del pueblo "- sino que también se eliminará, para decírtelo resumido, la propiedad individual de disentir: el Gobierno declarará los estados de sitio. El Gobierno informará de manera única respecto a lo que ocurre. El Gobierno eliminará las garantías individuales. El Gobierno, ese que se formó a base de un momento de excepción justificado - malhaya cuarta república - sabe que a cualquiera se le puede volver a ocurrir la gracia y ellos, en el máximo de la prepotencia van a pasarse oficialmente - porque informalmente ya es así, si no lee al Shaman - los derechos humanos por el rabo en nombre de un pueblo manipulado y chantajeado. Quizás estás mas informado que yo, tu que lees tanto, dicen que hay cosas buenas en la reforma: pero con las malas y esa intención del voto en bloque, como que pasamos y ganamos.
Provoca decirte que pierdas, asi como el pasaporte, ese boleto de regreso, que te arriezgues, que te quedes en Colombia o saltes a otro lado donde se te aprecie, donde salgas adelante sin tener que hacer lo que has evitado toda tu vida, jalar bolas, donde el talento no se mida con la aparición o no en la Lista Tascón. Estimadísimo poeta, si bien provoca luchar y presenciar la historia, si bien están la familia y los amigos, sería una lástima que tanto trabajo honrado se lo lleve la política y sus secuaces.
Los abrazos de siempre,
Martha

5 comentarios:

Kareta dijo...

Ya no se qué sentimiento es más fuerte, la arrechera o el miedo!!

Un abrazo!
Karelia

More Baker dijo...

Amiga, un abrazo. Yo disiento en relación a la libertad de información. No sé cuándo, no sé en que instante perdimos el derecho a estar informados. Date cuenta: si leo o veo un medio de la oposiíón, me cuentan una historia. Si veo a los del gobierno me cuentan otra. Yo tengo derecho a saber la verdad. No la verdad de cada uno de ellos. Sino la VERDAD. Y ese derecho hace rato que lo perdimos!

Martha Beatriz dijo...

Hola More,
de verdad creo que no hay excusas para noe star informados. Me parece que tu posici'on es una especie de "anestesia" para no ver lo que está a la vista: nunca pensabamos que ibamos hacia un país sin libertades, y si bien los medios exageraron, los hechos estaban - y están -. Creo que llegó la hora de dejar de ver a los santos y a los demonios y asumir responsabilidades individuales orientadas a canalizarlas en grupos de incorformes. Que puedo hacer yo desde lejos: opinar, poniendo mi voz fuera, como aqui y votando, sigo creyendo que esa es la vía. Todo lo que se nos dice debe ser tomado con un grano de sal, para eso se nos hizo pensar...el qu etenga ojos que vea :)
Kareta, los dos sentimientos se mezclas, rogemos que no nos inmovilicen a la hora de actuar.
Abrazos para las dos.

Martha Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
More Baker dijo...

Amiga: defintivamente tenemos derecho a estar informados. Pero de lguna forma la nformación quenos llega, llega contaminada por los intereses de quienes la emiten.Hay que tener una entereza mental, una capacidad de razonar las cosas de modo que podamos sacar nuestras propias conclusiones a partir de lo visto o lo leído. Lamentablemente el grosor de la poblacón no tiene esa entereza. o no sé tal vez, me siento pesimsta a ese respecto. Opinar desde lejos o desde cerca es necesario en estos tiempos aciagos.
Saludos