domingo, agosto 12, 2007

Vosotras

Subconjunto de todos vosotros, me encontré con estas talentosas blogueras que escriben como se debe - pasión, corazón, compasión, talento -, jamás pensé que las vería, si bien no juntas, en un mismo período de tiempo. Y todas comparten la profesión, a la que alguna vez pensaron que yo pertenecía, que halago para esta humilde escribidora.
La inigualable zaperoquera, que embruja con ese encanto y cara de niña, con esos cuentos que de verdad a veces son duros de creer, con esa solidaridad que no es capaz de dejarte varado ni en una noche de jueves. Brilló la mañana del aniversario de "El Nacional" con el resplandor de oro de esta querida. Hizo valer la frase aquella de "lo bueno de hace esperar", pero su belleza interna y externa, desplegando encanto con un desayuno seductor estilo parisiense pero junto a una sencillez que abruma no deja duda de que lo que escribe es su fiel reflejo. El tour de lujo por las instalaciones del diario nos hizo encontranos con la certera equivocada con quién inevitablemente tengo la cicatriz de un atajajaperro electrónico, pero a quién he vuelto, otra vez a leer con humildad y hasta a opinar porque de talento asi, para disfrutar y aprender es difícil de sustraerse.
Ellas son una muestra, cada una a su estilo el valor de lo fememino en Venezuela: belleza, sensibilidad y fuerza: toda mi admiración para ustedes.
PD: Pero me faltaron aún tantas...en la lista están :)

1 comentario:

Rossel (Regina Falange) dijo...

Te leo y sólo se me ocurre la palabra "Gracias"...

"Gracias" por robarte unas horas de tu tiempo contado en Venezuela para sentarnos entre cachitos y la brisa calurosa de agosto. Ese día me quedé como con la pena de que necesitabas mucho más; más tiempo, un almuerzo con el café y los dulces, un shopping intelectual, algo más que compartir...Así que "gracias" por despertarte tempranito, por llegarte hasta Los Cortijos, por meterte al "nido de cuaimas" que suele ser un periódico, por conectarte con la alegría de una celebración venezolana. "Gracias" por esos ojos en los que vi a una tipa criollísima, con la sonrisa a flor de piel, con la dulzura de quien se enternece con los papelillos de colores y el ruido siempre pasado de decíbeles de nuestras celebraciones criollas...

"Gracias" por concederme unos minutos de tu paso por estas tierras..."Gracias" también por regalarnos un pedazo de tu vida en estos últimos post que han quedado para la posteridad con toda su impronta de sensibilidad y franqueza en letras.

"Gracias" mamá virtual, por hacerme comprender la evidente: Que no hay quien esté solo cuando se deja acompañar y rodear de la gente que es pura transparencia, como tú.

Un abrazo dorado, dorado y de verano, con el sol como comiéndose el horizonte y rasgando un poco de la playa...