domingo, agosto 19, 2007

Querida dieta - Semana 24 a la 31 - Asustada

Retomo el diario porque retomo la dieta: solo tiene uno que saber de enfermedades y leer de síntomas para asustarse lo suficiente y decirse a si mismo que cambiara, que sí, que rico ese café con leche, esa arepa con mantequilla y esas pasta bologñesa, pero dándose cuenta de todo lo que influye en la salud, la mejor apuesta no es el asunto de hacer dieta, sino de comer sano, comer sano y comer sano.
Comienza un trimestre fuerte, una rutina dura que sé no me permitirá hacer un régimen estricto, pero también prometo que evitaré la comida basura, los enlatados, los congelados, los carbohidratos dañinos. Seguiré sin azúcar, con fibra, con vegetales, con granos y con comida casera. Ejercicios serán difíciles de incoporar, pero procurare.
A cuidarme: por los míos, por los otros que dependen de mí y sobretodo por mi, la vida sigue siendo digna de vivirla con el mejor equipment posible.
Peso inicial: ???
Peso final: ????
(los actualizo la semana que viene)

5 comentarios:

Nelson dijo...

Paciencia, fe y mucha constancia.. que siempre mas temprano que tarde las dietas regalaran a tu cuerpo lo espwerando, tanto en apariencia, bienestar y salud.

A veces cuesta mucho, si quieres me lo preguntas a mi, pero con el tiempo creo que el esfuerzo bien vale la pena.

Un abrazo cordial.

Nelson

Luis Amezaga dijo...

Efímero nuestro vivir con dieta o sin ella. Cuídese y a por esa rutina o ley de la inercia.

Lycette Scott dijo...

Bueno amiga paciencia y poco a poco...yo comencé una dietica después de que me operaron, aprovechando la falta de apetito..me ha ido muy bien...no sé de peso cuanto he bajado...pero sí se va notando todo el mundo me dice q estoy más flaca y eso siempre estimula muhco

M@rivi dijo...

jajaja no te preocupes que poco a poco empezarás a ver como tu cuerpo como por arte de magia se empieza a moldear más que bien! y te gustará mucho de manera q la dieta dejará de ser un sacrificio para ti! ánimo y sigue adelante con eso!

YTA dijo...

Bueno chama,

Es burda de duro hacer dieta y te lo digo con experiencia. Mucho más en Miami, donde solo por oler el mar se te ensanchan las caderas. Yo sufrí horrores cuando me mudé para mi querida ciudad rosada porque engordé 10 kilos en 2 años. En verdad engordé 15, pero he perdido 5, y sigo perdiendo. Encontré algunos trucos interesantes que -quizás- te sirvan:

1- Come rico y poco. Comer rico, verdaderamente rico, es caro. Como la masa no está pa' bollo, entonces vas a tener que comprar raciones chiquitas de cosa de calidad. Eso significa menos kilos. No te asustes si se reduce el número de bolsas cuando regresas de Publix... también se reducen los kilos.
2- Come gustoso y colorido. Cuando comemos condimentado, la sensación de hambre desaparece más rápido. Entonces, si apelas a las hierbas, pimientas y especias, le das sabor y color a los vegetales... los puedes tragar.
3- Toma agua, te y cuanto menjurje hervido te provoque. Eso engaña el estómago y lo distrae con sabores deliciosos. Llévate tu menjurje al trabajo.
4- Si tienes estrés o hambre durante el día, métete un buen cambur o una buena fruta o un pedazo de pavo. No tengas pena.
5- Si las ganas de un chocolate son más grandes que tú, entonces cómetelo. Pero cómetelo amargo (tipo EL REy 70%) para que te llenes de sabor y se te quiten las ganas.
6- Cómete un bien desayuno de proteinas y un poquito de carbohidratos. Yo me meto un huevo frito en agua montado sobre 3 lonjas de pavo sobre la base de medio muffin, más lechoza. La rodaja de pan vale antes del mediodía.
7- No comas después de caer el sol, si puedes. Mientras más temprano cenes, mejor. Si después tienes hambre, toma leche descremada.
8- Si perteneces al clan de los flojos, organiza tu vida de manera que tengas que caminar AJURO!


Chama, espero poder ayudarte. Yo aún lucho con mi culo mayamero, pero cede...:D