viernes, agosto 03, 2007

Ella

Ella tiene días en que no me conoce y cuando lo hace se confunde, asi como se confunde identificando a otros, a sus vidas, sus circunstancias.
Ella que me enseño al amor por la lectura a mi y a muchos otros, ahora no lee ni comprende, se pierde entre las páginas impresas como una niña.
Ella que siempre se preocupó por su aspecto, ahora no quiere ni que otros se ocupen de mantenerlo.
Ella, la suavidad hecha persona, tiene episodios de violencia incomprensibles.
Ella sufre de una de las enfermedades mentales mas crueles que puedan atacar al ser humano. Y digo una de las mas despiadadas porque aún falta información que determine si no es ya, la peor.
Ella me dió la vida. Ahora me toca ver con dolor como declina la suya.

12 comentarios:

Nostalgia dijo...

En casa vivimos eso también con la abuela.
Es duro verlos desvanecerse entre las nubes del olvido.
Y te entiendo y te mando un abrazo.

CABINA AÉREA dijo...

Que difícil debe ser vivirlo y mucho más, al menos para mí, pensar que uno es tan susceptible de padecerlo.
Le mando un gran abrazo Madame y espero que la reuníón de hoy sea maravillosa....y quedo en stand by para la próxima ocasión.

Rossel (Regina Falange) dijo...

Estoy contigo y con ella. En estos casos, la mejor medicina sigue siendo el amor. No borrará las nubes, pero amortiguará el chaparrón.

Un abrazo, fe y paciencia. La trilogía perfecta para enfrentar esas tempestades.

El loco dijo...

Tienes razón, es la peor enfermedad degenerativa, pero lo peor es para la familia, el enfermo ni se da cuenta...
No queda más que tener paciencia. Seguiré aquí para cuando decidas pasar...un abrazo

gloria dijo...

Siento que las palabras sobran, en estos casos lo mejor es lo que dice el loco "Estar" para cuando lo necesites. Un abrazo

Curiosa dijo...

Caramba no sabes como me tocó este post. Lo siento mucho de verdad mucho mucho.
Un abrazo!

Lycette Scott dijo...

Marthita no sabía que estabas pasando por esto, que sentimiento amiga...que dificil debe ser, pero pa'lante que todo saldrá bien.
PD: Quien te llamaba el viernes era yo, quería disculparme por no asistir al encuentro, no sabía que se había suspendido. También porque creo que te ví en el aniversario de El Nacional, no me acerqué porque no estaba segura de que fueras tú y no quería pasar una pena.
Un abrazo apretado

El Buhonero Venezolano dijo...

creo q no cabe comentario, solo brindale todo el amor del mundo... abrazos

Martha Beatriz dijo...

Gracias a todos. La verdad estoy viviendo un luto, espero encontrar la manera de canalizarlo. Abrazos para ustedes.

Curiosa dijo...

Yo estoy igual que tu,solo que mi caso es el de mi abuela que esta sumamente grave y que en cualqueir momento se nos va.
Un abrazo enorme de alguien que te entiende perfectamente.

Oswaldo Aiffil dijo...

Un beso solidario Martha Beatriz. cuanto siento que tengas que vivir esa experiencia. Un post con sentimiento, escrito con el corazón, un beso...

More Baker dijo...

Qué deconcierto amiga. Cómo acepta uno que ya no está ahí? Es fuerte, muy fuerte!! Le pido a Dios por tí y por Martha Amelia, para que sostenga entre sus Manos esa tristeza infinita!
Un abrazo.