jueves, mayo 17, 2007

Mi primera vez

- Mamá...
- ¿Dígame hijo?
- ¿Puedo ir al McPorquería con mis amigos?
- ¿Y cómo? Si tu ni siquiera tienes dinero...
- No importa ellos me invitan y me llevan en su carro.
- ¿EN SU CARRO? (larga pausa) ( saliva tragada)
...
- Bueno vaya, pero si tiene cualquier tipo de problema llama INMEDIATAMENTE. Confiamos papá y yo en tu criterio
- Of course, bye
- Bye
Y entonces nos quedamos viendo los progenitores del permisiado con asombro. Con un sentimiento simultáneo de nudo en la garganta. Con un súbito "vivimos en la ciudad donde peor se conduce en los Estados Unidos". Con miedo de primerizos en cuanto a nuestro hijo adolescente, pero concientes de que es solo el principio, ahora es que queda incertidumbre por delante.
PD: El tiene 15, por allí viene la otra, con 13 :(

7 comentarios:

Regina Falange dijo...

Caracha Martha...La vida crece, ellos también..como bien dices, les tocará negociar muchos permisos y en ocasiones plantarse con un "NO". Lo importante es enseñarlos a valorar esas concesiones (aprovechemos el término ya que está de moda por estos lares)y a que entiendan cuando por su bien se les dice un "No".

¿Pero no me vas a decir que tiene algo de bonito esa emancipación que recién comienza? Cuando empezamos a romper el cascarón damos miedo, pero es también gratificante para los padres ver como uno se desenvuelve ya solo, sin la tutela..

Así que mucho entusiasmo para esos pavos que comienzan el vuelo...Abrazos y temple para los padres!

unocontodo dijo...

si no, pregúntale a mi mamá...

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Me es inevitable, pero al leerte recordé una frase: “Justo cuando sé que mis padres tenían razón…, mi hijo me dice que estoy equivocado”
Parte del encanto del ser padres. Parte del encanto de ser hijos.

Todo lo mejor para ti.

PS: Gracias…

Lycette Scott dijo...

Amiga, no me imagino eso...pero me hiciste recordar que cuando discuto con mi mamá por algo siempre me dice: "hija eres...madre serás"; ya era hora de que te llegara ese inevitable paso por la saliva tragada como tú dices.
Un abrazo

Nostalgia dijo...

a eso estamos expuestos.
pero que hacemos?
dejarlos vivir, me imagino.
slds,
N

Luis Amezaga dijo...

Y poco más que quedarte mirando puedes hacer.

David Morán dijo...

Adolescencia, el principio del fin. Anímo Martha, tu puedes, que para eso deseaste ser mamá. vale la pena verlos crecer.

Saludos.