sábado, marzo 03, 2007

Brokeback Mountain: Infidelidad

Como siempre, espero con paciencia que las películas que en su momento están de moda lleguen a mi en vez de llegar yo a ellas, hace días fué Million Dolar Baby -excelente - y ahora la famosa historia de vaqueros que cambió esquemas y puntos de vista respecto a las relaciones entre hombres y los preconcebidos sobre la homosexualidad.
La verdad es que el tema de el amor entre dos varones me pasó por encima. Siento que era inevitable que se creara un tipo de lazo mayor que el de ser compañeros de jornada en ese lugar idílico, que por supuesto sigue siendo el nido de amor al que recurren a través de los años, sin la presión del día a día, de la convivencia, del entendimiento cotidiano. Llenan sus vidas con la expectativa de los próximos encuentros en ese aislamiento de ensueño sin teléfono, sin cuentas que pagar, sin problemas de hijos o cónyugues. Y eso es infidelidad, aunque visto desde la perspectiva de una muy específica y controversial para la época preferencia sexual que todavía, lamentablemente, levanta cejas.
Le fueron infieles a sus impulsos, a sus familias, a sus parejas pero sobretodo y mas importante se fueron infieles a si mismos. Y haciendo esto hirieron y mancharon lo que encontraron a su paso.
¿Qué lo que tenían que manejar no era fácil? Lo admito, pero no puedo verlo como una gran historia de amor, es más bien una novela rosa y triste con toques de virilidad.


Poster de la película, tomado de la Wikipedia.

4 comentarios:

Andy dijo...

Soy heterosexual hasta las cejas (nunca digas nunca)

pero mis mejores amigos son gays... y la pelicula me llegó al alma.

Un abrazo, me gusta mucho el blog.

A.-

Luis Amezaga dijo...

La mula está a punto de servirme la peli en bandeja.

La sexualidad tiene diversas expresiones,ninguna inmutable.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Hace un año -Dios, cómo pasa el tiempo- escribí mi opinión sobre dicha película. Viendo pasar el agua por tantos ríos, aún creo pensar lo mismo.

Lo de la relación entre ellos -Jack y Dennis-, para mí, es mero anecdótico. Conozco, de primera mano, muchas historias por el estilo. Lo que me aplastó, fue al pensar, mientras veía la película, en aquellas cosas que dejamos por la opinión de 3ras personas, el tiempo ido, la oportunidad dejada, los miedos, las cosas que no decimos, el beso no dado, la caricia perdida…

“Arrepiéntete de lo que NO hiciste, pero arrepentirse de lo vivido es sencillamente estúpido”, me dijo una vez Mónica Montañés. Nada original, la verdad, pero que a veces olvidamos por de tan obvio.

Gracias por estar, gracias por ser.

Todo lo mejor para ti, siempre.

PS: Te debo un e-mail.

barbara dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dices aunque a mi la pelicula me afecto de mala manera pues me recordo algo vivido por mi. Y lo que pasa es que se ensalza el romance de ellos, poniendolos un poco como victimas,pero nadie le da importancia al dolor que la mentira de ellos causa en otros, como son sus parejas femeninas.
A mi me paso que mi novio de varios años resulto ser gay, yo le descubri su gran secreto y te digo que me senti muy mal, usada y engañada y fue una experiencia que me dejo una cicatriz bien grande y fea en el alma y en el corazon y que me cambio no se si para mal, no soy la misma mujer alegre de antes, por eso la pelicula no me cayo tan bien.