domingo, febrero 25, 2007

Achaques


No sé si será asi para los demás, pero no había amanecido el 24 cuando me atacó un dolor de espalda que no me ha dejado mover desde entonces. !Qué manera de recibir las cuatro décadas y media ! :(

3 comentarios:

David Morán dijo...

Hola Martha, tiempo sin venir por aquí, disculpa el descuido. Este post me llena de preocupación, porque a mí también me pegan achaques, y eso que no he llegado a los cuarenta. Esta vida sedentaria es muy dura.

Dicen que a los cuarenta uno sabe realmente que la vida es corta. También es un nuevo comienzo. No te achaques que aún eres joven.

Saludos

Regina Falange dijo...

Más vale tarde que nunca..me desaparezco tres días de los blogs y mi querida Martha cumple años.

Amiga, te quiero un mundo. Ojalá esos ticinco se te multipliquen en vida, salud, prosperidad y amor en unión de los que quieres. De eso se trata vivir.

Ah, y como corolario, que disminuyas esos kilitos contra los que luchas.

Los achaques...mana, no son la edad..Cuando el frío es inclemente, a mí las rodillas se me entumecen. Así que no les pares, que lo que importa es el espíritu.

Un abrazo con velas y crema de torta!! Te deseo lo mejor porque eres de lo mejor

Mar dijo...

Cuatro dècadas y media?? válgame... yo vengo pasando apenas la segunda y ya me truena todo, jajá. A tu edad estaré en silla de ruedas, jojo.