miércoles, enero 17, 2007

Ser infeliz y documentado

Hazme la maleta mamá ,yo me voy de Nueva York,
yo me regreso a mi tierra que allá la cosa es mejor.
Ruben Blades
Mucha gente que ha intentado todos los otros medios para legalizarse y vivir en los Estados Unidos siendo extranjero, ha considerado alguna vez el asilo político. En este momento vienen a la mente al menos tres conocidos, venezolanos, que lo estan tramitando o que lo han obtenido alegando la situación política de Venezuela.
El asunto está en que el asilo, si posteriormente conduce a la residencia permanente tiene un catch : al volver a tu país corres el riesgo de perder la tarjeta verde, porque la autoridades alegan que si obtuviste el beneficio argumentando que serías perseguido o que estaría en riesgo tu vida ¿Qué haces volviendo allá?
Por supuesto ya se elevaron los gritos de protesta contra las que deberían considerarse excepciones, pero lo lógica parece simple: si te atreves a volver, entonces la cosa no estaba tan fea.

4 comentarios:

marie dijo...

Hola querida amiga... espero que estés muy bien. Recibe muchos besos.

Sinceramente aquí lo que provoca es salir corriendo... je je je... y si me voy, ¿pa qué volver?
No hablo en serio, aquí está nada menos que lo más grande que tengo: Mi Adorada Familia.
Que Dios nos agarre confesados.
Besos...

CABINA AÉREA dijo...

Suena lógico!

guardafaro dijo...

Ciertamente, ese es el mehollo del asilo diplomático. Así que quien lo pide, que caiga en cuenta que se está asilando, per sécula seculorum. Aunque pudieran cambiar radicalmente las condiciones políticas del país, cesar la persecución y volver. Quiás haya pasado tamto tiempo (¿40 años más?) que ya no te quiten la ciudadanía norteamericana.

Martha Beatriz dijo...

La verdad amigos, lo destaco porque sé que traerá cola, mucha gente considera condición de asilo que Chávez haya ganado otra vez, por ejemplo. Y ya se sabe que los cubanos tendrán un estatus especial debido a una ley promulgada en los 60 que los hace diferente, asunto que también treerá roncha. Un saludo!