viernes, enero 19, 2007

Aromas de la nostalgia

Como ya comenté, los alumnos manifestaron su preocupación en que me bañara, me maquillara, me suavizara la piel :). Entre tantas cosas, hay un agua de colonia, que quizás no es lo mas sofisticado, ni lo que huele mejor, ni lo más costoso, pero que comencé a usar de inmediato: aunque no recuerdo el nombre, se parece en su forma a la que usaba mi abuela, una morena buenmoza que no salía sin empolvarse hasta la exageración, echarse su pinturita y perfumarse. Me lo pongo y sonrío, porque si es que ella puede, está sonriendo también.

2 comentarios:

mariannextreme dijo...

infinitamente tierno este post, martha...

Martha Beatriz dijo...

Bueno que te digo amiga? Extraño a mi abuelita!!!