jueves, enero 25, 2007

Ajustándonos

0 cupiendo, en este mundo donde los seres humanos en vez de adaptar este a nosotros, nos estamos viendo obligados a adaptarnos a él. Quizás lo mas extremo es el caso de Ashley, una niña discapacitada a quién los padres adaptaron con la excusa de ofrecerle un mejor cuidado, eliminándoles sus aparatos reproductores, mutilándole los senos e inhibiendo su crecimiento. Es decir, nunca envejecerá.
Me dejan impresionadas las excusas de estos señores, donde básicamente nos dicen que acomodaron a la niña a sus posibilidades de cuidarla. Siendo cándida, y dándoles la razón de querer estar mas cómodos, me pregunto ¿donde acaba esto?
En este artículo - lamentablemente en inglés - se llama a la reflexión de que los padres de esta desafortunada nena no son los únicos que piden ajustes: los que quieren ser mas altos, tener mas cuerpo, que sus pies se vean bien en los zapatos de moda y hasta volver a ser virgenes con la ayuda de la ciencia a favor del fit in - ser aceptado, pertenecer - que se empeña en que seamos estándares de ideas preconcebidas por otros y en muchos casos con fines mercantiles. Y nos lleva a pensar sobre los viejos, esos malqueridos que ahora tenemos la posibilidad de simplemente no dejarlos ni siquiera ser.
Quizás suena paradójico que una persona como yo, que esta haciendo dieta con la intención de modificar mi cuerpo escriba a este respecto. Yo me digo que mis razones no son para complacer a nadie sino a mí o en todo caso me escabullo del conflicto con la excusa de que todos estamos llenos de contradicciones.

2 comentarios:

123 dijo...

aayy yo he escuchado de este caso. Al principio es medio triste ver como "paran" el crecimiento de esta niña pero a la ves me pongo a pesar: será q' los padres, siendo ya viejitos, podran cuidarla siendo ella una adulta hecha & derecha??? hay tantas preguntas q' hacer para estar en pro ó en contra. La verdad q' es dificil & medio cruel.

Bye bye ;)

PD: por cierto, ya hise la tarea jejeje

Regina Falange dijo...

Querida, siento que tienes todo el derecho de escribir sobre este tema porque cada quien tiene sus motivaciones para querer tomar medidas en pro del bienestar de su cuerpo y autoestima. Lo que describes del caso de la niña es exagerado, es difícil pensar que alguien pueda llegar a tales extremos. Pero no veo el por qué una persona que quiera adelgazar tenga que ser puesta contra la pared. viéndolo por el lado positivo, tener una masa corporal por debajo de 25 es indicio de buena salud y calidad de vida. Hay quienes se ponen unas lolas y se comen al mundo después, porque resuelven un rollo de autoestima. Creo que el asunto está en saber dosificar esas ansias, y que estas se correspondan más con nuestras expectativas que con las de los demás.

Un abrazo de constancia! Y mi sentido pésame por el Magallanes