martes, diciembre 26, 2006

Si fueron felices...

Las Navidades gringas siempre han sido a nuestra manera: en casa, viendo Tv esperando las 12 y a Santa con sus secueaces - todos los regalos se abren a esa hora -. Pero este año, una queridísima amiga, de esas que son capaces de cambiarte la rutina nos invitó a su casa. Entre dominó, cuentos y una cena cubano-venezolana - hallacas, bollos, arroz, yuca sazonada con limón y sofrito, caraotas y un asado en vez del tradicional lechón de ellos - terminamos el día con nuestros presentes ya en mano, al descubierto. Tengo artículos de tocador hasta que se vaya Chávez y muchos detallitos que me alegraron.
Ayer la verdad, planificamos una cena de Navidad- celebración de aniversario que contó con la presencia de todos los que están cerca física y emocionalmente en estás ciudades hostiles para el encuentro y la amistad. Todo se arregló como para que pudiésemos sentarnos simultáneamente y comer una tradicional cena navideña cuasi-venezolana (pavo en vez de pernil y sin postres, ya había mucho chocolate regalado) , la ensalada de gallina que a todos gusta - otro secreto de la abuela - las ya esperadas hallacas y bollos, nuestro propio y calientito pan de jamón, champaña para brindar por la Navidad y los 25 y una imagen mental de satisfacción que por supuesto se reflejó en fotos y anécdotas. Se habló poco de la CHé (amén) y mucho de lo que está costando llevar una vida de clase media en estos junaitesteits. Se volvieron a entregar y recibir regalos y el show de la noche fué Shadow, mi perra: cuando una de sus tías le dió un regalito, como que entendió, lo tomó y no lo soltó ni para abrirlo, hubo de rompérsele el envoltorio teniéndole ella su pata encima. Me acosté feliz, porqué está fué, de verdad, una Feliz Navidad.

8 comentarios:

Quimosabi dijo...

Felicidades Martha! Me contenta que la hayas pasado tan bien.

Por los vientos que soplan, debes de tener como dos o tres camiones de artículos de tocador... no hablemos de ese tema.

Bueno, ya la semana que viene es enero... el gran mes... estaré pendiente de tí.

Espero que el 2007 te traiga un maratonazo y de ahí en adelante todo se ponga aún mejor!

La Flaca Simplona dijo...

Hola Martha! Que chévere que la pasaste lindo! Un cambio de rutina en las fiestas, siempre que sea bueno, es bienvenido!!

A propósito...qué le regalaron a tu perrito?

Khabiria dijo...

Yo también quiero saber qué le regalaron al perrito....y a vos? espero que el Niño Jesús te regale todas las sonrisas y las bendiciones que te mereces!
Un abarzote inmenso
:)

luis amezaga dijo...

Me alegro, y que sean igual de felices los siguientes días.

Martha Beatriz dijo...

Bueno flaquita y Khari, el regalito es lo de menos, un huesito de peluche de esos que son para " ellos " (ya lo destrozó, ya se lo cosí). A mi me regalaron muchas cositas sueltas que agradaron, amén de la compañía de lo míos :) Un abrazo para todos ustedes.

Regina Falange dijo...

Qué nota, amiga!!! Esos son los llamados pequeños milagros de la navidad, que nos reconfortan y nos hacen la existencia rica..Qué divino que la felicidad de estas fechas te permita nutrirte de manera tan diversa.

Te quiero mucho, amiga, espero que se repitan esos días felices durante todo el año que ya esperamos con los deditos cruzados.

alfredo447 dijo...

Me alegra mucho, es reconfortante saber que a final de la noche te acostaste con esa gran satisfaccion.


Felices Navidades.

Nostalgia dijo...

Un mega Feliz 2007 para ti y tu familia tambien ♥♥