sábado, diciembre 16, 2006

La llamada


- !Hola abuela! (la suegra)
- Aqui tengo en la mano la lista de ingredientes que nos dejaste la primera vez, en su cartón original y en tu letra de cuando las hiciste aqui con nosotros, pero como siempre se nos olvida como se hace...
- Bueno sofrién los aliños, pican esto y esto, cocinan lo otro...
- Bueno abuela muchas gracias, después te contamos... ¿Y cómo está todo?
- Sabes que a fulana le pasó eso y a perenseja lo otro...
- ¿Ah si?
.
Media hora más de conversación
.

- !Besos abuela, chao!
Y esta es la llamada de todos los diciembres la noche antes de hacer las hallacas: no por falta de recetas - aunque a mi las de Scannone me resulten en exceso sifrinas - o porque uno ya no se atreva hacerlo solo, es parte de la tradición, oir la voz de la experiencia, darle el gusto de saberse consultada como especialista que es, aprovechar de saludar y saber como está, que sepa que aunque lejos conservamos nuestra costumbres y su sazón.

No hay comentarios.: