jueves, noviembre 02, 2006

Concientizándote lejos

Este es el primer post como ciudadana de paz , la idea es cubrir las elecciones del 3 de diciembre bloguerilmente. Luis Carlos nos puso como requisito saber contar historias, quizás no llegue a tanto pero si seré tendré la partida ganada respecto a autenticidad.
Analizar el revocatorio en nuestra área, me propongo. Yo me voy atrás, a las primeras elecciones de Chávez, cuando eso de ir a perder tiempo al Consulado para inscribirse en el registro electoral y mucho menos salir un domingo - hasta el periódico llega a la casa, si quieres - a votar eran cosas poco probables a considerar. Y a los venezolanos nos cambió la vida por la falta de participación ( no solo aqui) , entre otros factores que no es necesario analizar.
Todo el panorama dió un vuelco ya en la recolección de firmas para el referendum revocatorio - firmas que no fueron tomadas en cuenta a la hora de las chiquitas -, y asi mismo para la inscripción en el registro en la fechas previas al evento, Brickell dejo de ser lejos y complicado de llegar. Allí nos encontramos caras conocidas, amigos, vecinos y gente que solo deseaba, ahora si, en forma tardía, participar.
Finalmente para agosto del 2004, la mayoría de los venezolanos residentes en los E.E. U.U. - señalo el error de poner USA en la página cuyo idioma es el español - votó a favor de revocar al Presidente, y es el reflejo de la opinión en Miami, porque somos mayoría. Largas colas - yo llegué a las 4 a.m. y salí a las 10 a.m - y el rumor de que no se permitiría votar a los venezolanos residentes en situación irregular fueron la consigna de ese día. Y entonces finamente caló en mi y en muchos de nosotros la lección de cuarto grado (en la Cuarta República, claro) : votar es un derecho y un deber. Tu voto es tu opinión. Aunque estés lejos.



Technorati tags:
, ,

Blogalaxia tags:
, ,

7 comentarios:

Santi Palillo dijo...

De política no opino y menos si es de otro país pero plenamente de acuerdo con la lección de cuarto grado.

marie dijo...

ay Martita, quisiera tener fe, pero esto es pa rato. Igual voy a votar porque uno nunca sabe, pero tengo serios planes de emigar cuanto antes. Aquí ya no se puede ni vivir ni nada

Regina Falange dijo...

Bien cumplida la tarea Martha, como siempre. Tu último párrafo me pone a reflexionar. Yo ahorita, en este momento político del país, soy una abstencionista en potencia. A mí me arrastra todavía el desencanto post-revocatorio, el desencanto de sentir que nos estafaron políticamente tanto el gobierno y la poca transparencia con la rige los sistemas electorales, como la oposición que en dos años de desencanto lo mejor que pudo poner a competir fue a Manuel Rosales... Así que me siento políticamente herida hasta el punto de preferir al silencio como forma de expresiòn

Un abrazo!

marie dijo...

Estoy de vuelta para invitarte leer acerca de "La enfermera mediocre". Cuando puedas te das una pasadita por mi blog, si?
besossssssss

Martha Beatriz dijo...

Querida dorada, a mi me encanta que me piques para "pelear" contigo: no soy tan ingenua como para ignorar las malas cosas que mencionas e inclusive lo que se vé como "validación" de lo presente cuando vayamos a votar. Pero, por otro lado, ese acto cívico es tan importante, que cuando dejamos de hacerlo, aunque nos demos las razones que los demos - fíjate no hay diferencia entre los que no van a botar por flojera y por sueño y tú que no irás a conciencia -, despreciamos un principio de lo que queremos mantener: la democracia. Un principio que parece nos lo limitarán en un futuro cercano. Un principio que necesitamos aplicar para volver a una mediana confianza (porque tampoco debemos olvidar la norma puntofijista "acta mata voto"). En esto soy una "evangélica electoral": hay que ir a votar y punto.

Anónimo dijo...

Vivo en país que hasta para colocar un semaforo se vota. Por ello creo que ese acto es importante SIEMPRE. Espero que POR FIN en nuestro país ello se entienda y se practique.

La soberanía radica en el pueblo, pues entonces a votar. Es la única arma que tenemos.

Todo lo mejor para ti, siempre Mi Doña.

Victor Escalona dijo...

Martha:
Disculpa si estoy abusando pero aprovecho tu post para informarte que el próximo miércoles 8 de noviembre a las 12m, voy a estar regalando abrazos en la Plaza Altamira de La Castellana aquí en Caracas.
Se que no estás en Venezuela pero riega la voz.

Muchas gracias y un abrazo gratis.