sábado, octubre 14, 2006

Ya empezamos


Lo siento - disculpame dorada - pero soy magallanera. No es para justificarme, pero en los últimos años lo considero más bien una fatalidad. Los atributos del equipo son básicamente los de nuestro pueblo, improvisación y juegos que son asuntos de suerte, de un batazo oportuno pero no esperado, de una jugada que le sale del alma a algún veterano.
Y somos los peores fanáticos, insoportables, fastidiosos, ruidosos, todavía cantamos las canciones que compuso el maestro Billo para mortificar a los colegas de los otros equipos, sobretodo los caraquistas.
Pero esto es parte de la magia del besibol, asi como los bates y los umpiers y la cerveza regada en el stadium: Asi que magallanes para todo el mundo!

5 comentarios:

Khabiria dijo...

Asi es querida Martha, ya arrancó la pelota y aunque, como tu dices, tenemos un equipo un poco improvisado, yo le sigo apostando al Magallanes con todo el orgullo del mundo, cantando las canciones de Billo, y fastidiando a los congéneres caraquistas, porque este año nos encargaremos de quitarles ese campeonato dudoso que tienen!
;-)
Un abrazote

Anónimo dijo...

uy, desde que se ligo al presidente al magallanes los magallaneros escualidos ya no siguen tanto como antes y los caraquistas escualidos se burlan mas

Lycette Scott dijo...

Más nadaaaaaaaaaaaa....COMEMOS TIGRS, COMEMOS LEONES, COMEMOS AGUILA Y TIBURONES

Quimosabi dijo...

Martha, ya tenemos dos cosas dos en común!

Regina Falange dijo...

Aún así, mi querida Martha, te quiero...

si ustedes los magallaneros no existiesen, nosotros los caraquistas no seríamos tan felices al ganarles -lo que siempre pasa-

Qué bello es todo este fanatismo que nos opone, pero también nos une!

Un beso de leona :)