miércoles, octubre 11, 2006

I love you "t-shirt"

Cuando se maneja un recurso tan poderoso como el computacional en una comunidad como la escolar, no te faltan los I love you teacher - orales, escritos, en los protectores de pantalla y por supuesto como imagen de los escritorios en las máquinas-. No me subestimo y me digo mala, pero hay cierto interés dado que a veces dejas a los alumnos jugar, les resuelves problemas a los colegas y un día mas que otro ayudas también al personal de la escuela (como hoy que hice un menú para la cafetería).
Pero lo importante aqui es que los tequiero no son suficientes, si no que lo digan los maestros del sistema escolar público de Miami que protestan: No more praise, we want a raise, o lo que es lo mismo, No mas alabanzas, auméntenos el sueldo.

6 comentarios:

El loco dijo...

algo bien justo, teniendo encuenta que el maestro es parte inportante de la formación de un ser humano
Saludos Martha

Anónimo dijo...

Hola, he llegado a través de otro blog, el de Jesús. También me llamo Beatriz. Un saludo

Regina Falange dijo...

Causa justa. Siempre me ha parecido contradictorio que en todas las sociedades, uno de los sectores o grupos más vulnerables sean precisamente los educadores, padres de la formación profesional y quienes muchas veces, sin que sea su rol, terminan criando a los chamos

Un saludo de justicia!

marie dijo...

Hola Beatriz... Un gran saludo desde tu país. Me alegra tanto que hayas visitado mi blog, de verdad gracias.
Con respecto a tu post, te digo: me parece mentira que en todos lados del mundo se subvaloren a profesiones como las nuestras, o digan: son muy importantes, las necesitamos... pero no nos demuestran el valor a momento de decidir nuestra remuneraciòn, que bien no es nuestro propósito principal, pero de ello depende nuestro sustento.
Mil saludos paisana, cuidese mucho por allá.
Prometo regresar siempre pronto!
Besossssssss

luis dijo...

no conocia tu blog llegue gracias al lobito riera. Estaba buscando un comentario tuyo, pero no lo veo.
Cuando trabaje en el jardin botanico, todos nos alababan, nos daban montones de honores. Pero la paga, nada que subia. hasta que nos cansamos de trabajar casi ad honoren y nos fuimos todos, ahora la mediocridad campea ahi, y claro, los estudiantes, que aun tienen ese candor que a nosotros se nos apago, por la realidad.

Martha Beatriz dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. La lucha sigue, pero también la paga baja y eso que estos maestros ganan mucho mas que nosotros lo que trabajamos en las escuelas privadas. Y la verdad es que se nos vé mas como "baby-sitters" que como formadores. Abrazos a los nuevos ya los viejos :)