jueves, septiembre 14, 2006

Elecciones

En una institución van a elegirse un Presidente y varios representantes ejecutivos. La campaña favorece al más hablador y al que posee mas recursos, asi como a sus compañeros de "plancha". Los otros candidatos se incoporan a la campaña tarde y tienen menos promoción, lo cual se traduce a que no inspiran confianza, pero no significa que tienen malos planes de gobierno, de ellos algunos los manifiestan pero no se les dá la importancia debida.
El electorado que está ya, parcializado hacia los ya mencionados "papúpas" - por amistad, por afinidad o por ambas - tiene el poder, a pesar de esto de cambiar el giro de la votación. Pero los representantes de los otros poderes, orientan a los ignorantes hacia ciertas preferencias - al estilo del lotto aquel - por lo que al final los resultados no son sino los esperados. Por supuesto estoy asumiendo que el organismo rector es limpio y que a pesar de las manipulaciones se siguió el juego democrático.
No, no estoy hablando de el proceso que nos viene encima en Venezuela: fueron hoy las elecciones en la escuela que trabajo de los representantes estudiantiles y pude identificar en este juego a a todos y cada uno de los componentes que menciono arriba. Y reflexiono sobre si de verdad este es el sistema ideal: si uno se expresa, opina, pero ¿es de verdad tomado en cuenta?

No hay comentarios.: