sábado, agosto 05, 2006

Diario maratonil - Semana seis - Pude




Esta semana me enfrenté al cambio de días - todo en el calendario se rodó un día - para que los descansos queden ambos en la semana laboral, forzando así el descanso a ser menor, me equivoqué en una rutina - hice ejercicios en vez de entrenamiento de velocidad - y hasta, como para ponerme la cosa más fea la visita escarlata hizo su aparición. Pero tengo el gusto de decir que la carrera larga, que pasó de domingo a sábado pude completarla, 11 Km. y pico de trote contínuo. Ciertamente la palabra paciencia fué a la que más recurrí para motivarme a terminar, por supuesto la velocidad ha de ser mínima de manera de cumplir la distancia, lo cual hace la rutina más lenta y les dá más tiempo a las justificaciones para tentarte a dejarlo hasta allí. Tuve un momento de debilidad - me detuve por segundos - pero retomé el trote de inmediato, me dije "adios cará, otra vez está semana? y entonces que estoy haciendo?" y de alli en adelante solo fué una letanía de paciencia, paciencia, paciencia y más paciencia. Por supuesto llevar este diario y los ánimos que mis lectores fieles me dan son un factor que te ayuda a no parar. Y les agradezco mucho :)

2 comentarios:

Kareta dijo...

Felicidades!!! Clap,clap,clap...

Es rico terminar una meta propuesta!!!


Saludos!

Regina Falange dijo...

Sí se puede!!!!Lo sabías, Martha, ya verás como ese recorrido se te hace nada las próximas veces..Culminarlo por vez primera es lo más difícil, de aquí en adelante dicho en buen criollo, será pan comido...

Ah y gracias por hacer el ejercicio frente al espejo -el cuestionario áquel-. Es impresionante cómo nos define un cuestionario de ese estilo, tus respuestas no traicionan tu sólida identidad :)

Un abrazo de 11 kilómetros!