miércoles, agosto 09, 2006

Ausente

No estás y no debería importar tanto, porque cuando estás eres tan sutil que ni te sientes, haciendo tus cosas, sin molestar. Pero ahora lo que está presente y se siente es tu ausencia.
Nos hemos separado tan poco, y ha sido en circunstancias tan especiales, que no ha importado, Pero ya verte partir como el hombre que pronto serás, hijo, con tu mochila y tus implementos fué tan duro como para una noche sin tí. Aunque estuvieses a cinco minutos. Aunque la distancia pueda medirse en una llamada a un telefono móvil. El asunto está en que crecistes y me agarraste sorprendida y orgullosa.
PD: Quizás el inconsiente se copió del loco o de la negra :)

5 comentarios:

Lycette Scott dijo...

Bueno éxito también pa' tu muchachito

Regina Falange dijo...

Pero tú tranquila Martha, que ese muchacho creció, pero por cada segundo que sume como gota a su vida también añadirá más cariño, respeto y abnegación para su mamá :)

Porque ustedes hacen la tarea y nosotros el relevo..Ese amor es un espiral sin retorno

Lindo post de mamá!

Con alas para volar dijo...

Debe ser tan duro ver crecer a los hijos no? huy mejor ni me lo imagino cuando mis gotitas de agua crezcan y se hagan mujeres.

Estoy de paso para invitarte a que dejes tus huellas en un post de admiracion y cariño para nuestro amigo misionero.

LuisCarlos dijo...

Hermoso martha... en algún lugar de PDP puse un cuento de Laureano Márquez llamado "Laura va a la escuela"... si no lo lo leíste, apuesto que te gustará.

como siempre, mucho cariño desde aquí

Martha Beatriz dijo...

Gracias a todos: si es una sensación extraña que crecan y uno no se dé cuenta. Y uno muerto de miedo para que el bienestar los acompañe en el estirón.