lunes, agosto 28, 2006

Arlene

De este día hablé hace tiempo, y sus incidencias inspiraron este cuento que gentilmente me publicó la revista Destiempos. Duro ser diferente, cualquiera sea el tipo de diferencia que poseamos.

4 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

Bravo Martha...!!

Nelson dijo...

que bueno e verdad.

y por casualidad en aquella época te visitéy te comente en ese post.

Un abrazo cordial y a ver si algún día nos vemos.

Nelson

Regina Falange dijo...

Martha querida me alegro a montones de que nada te haya pasado luego de lo que contaste en mi blog...Fíjate que sólo segundos a veces nos separan de una vida mandada al traste...Y me alegro tanto que no haya sido tu caso!!!!

Igual se me cuida, como sabemos que hay tanta imprudencia en carro por ahí, por esas calles..Se me cuida el doble aunque eso no sea garantía de nada..Se me cuida el triple, porque ud tiene unas razones bellísimas para estar súper bien (sus pequeños) aparte de un gran talento que conservar, un poco de amigos que le daremos la mano cuando salga y un maratón en puertas al cual conquistar como usted sabe hacerlo...

Nada mejor que lo que resumiste en un post anterior: La vida es el mejor de los entrenamientos, con la meta segura de vivirla. Un abrazo de que sigo queriendo que entrenes, corras para y por la vida y estés muy bien!!

P.D Espero que esté usando casco y rodilleras mi señora

Martha Beatriz dijo...

Graciasa todos por sus comentarios que animan, gracias Regina, querida quiz'as no eh debido contarlo tan en p'ublico pero esa cercania con la tragedia me ha impctado ( casi me atropellan). Uso casco mas no rodilleras, mi cabeza debo tratar de mantenerla en su lugar :)