miércoles, julio 12, 2006

Empezando de nuevo

Este año, con miras a participar en un maratón - soñar no cuesta nada - para celebrar mis "ticinco" comencé a entrenar temprano.
Recomenzar es pesado, frustrante, lento, cansón, las excusas para no cumplir con el programa pautado saltan cada día, a veces son justificadas como la lluvia, otras son tan simples como la flojera de salir.
La indispensable tomadera de agua, el calentamiento, los dolores en las piernas, el cansancio a media ruta, los gases y puntadas, son la parte fácil a superar en esta preparación.
Porque definitivamente lo más importante que hay que tener es paciencia: para comenzar a correr, para no parar en medio del sol abrasante, para cumplir con el programa semana por semana, para renunciar a la cálida cama o a el agradable sofá en cada simple salida, sin peros reales, imaginarios o humanos - la familia sabotea :) - y hasta para ponerse la ropa deportiva y los zapatos. Como todo lo que implican los principios, volver a empezar a correr es duro, pero muy satisfactorio (eso tengo que repetírmelo constantemente).

6 comentarios:

Jacqueline dijo...

Te ADMIRO. Yo tengo 0 fuerza de voluntad. Envidio tu determinación.
Saludos :) y suerte en tu propósito!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

"El fin justifica los medios" dicen que decía mi amigo Nicolás. Así amiga que pa'lante, la salud es la meta.

Todo lo mejor para ti, siempre.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Mi excusa suele ser: "para qué voy a correr si no tengo prisa".

Guayoyo dijo...

Wuaooooo!!!!
Que bien... te admiro muchísimo, cuando niña en algun momento quise practicar atletismo, pero nunca lo hice
De verdad! que te admiro y vamos... no te quedes dormida

Regina Falange dijo...

Buen propósito, sin duda alguna, al menos te planteas prepararte, lo cual representa muchos puntos a tu favor. Es pésimo lanzarse una maratón cuando tu récord de caminata es de la estación de Capitolio al periódico:( Yo lo hice y me tardó casi un mes caminar como gente de nuevo.

Así que ya sabe: caminata primero, trote suave progresivo después y luego, el reto. Llegará muy bien preparada y será una experiencia rica. Yo todavía me jacto de haber sobrevivido a la caminata de los 11 kilómetros


Un gran abrazo

Martha Beatriz dijo...

Gracias a todos por su comentarios. Ciertamente el post es un grito desesperado por no abandonar esta empresa, sé que si supero estas primeras semana, me ceniré a plan con menos dificultad y si, hechicero, redundará en mi salud - aunque a veces con los achauqes lo dudo :) - y en mi estima (espero que en la figura también). Abrazos y Luis no se trata de estar apurado ;)