domingo, julio 16, 2006

Diario maratonil - Semana tres - Desgano.

El entrenamiento que sigo consiste en varias carreras y actividades diversas durante la semana laboral - en este momento estoy de vaga - y una carrera larga pautada para los domingos. Puedo decir que las primeras dos semanas fueron de calentamiento, las distancias no fueron retos para mí pero si el retomar el hábito, como ya había mencionado.
Esta semana tres, donde la carrera larga es de casi 7 Km., cumplí el programa, pero no en los días estipulados, lo cual no siempre es bueno pero es inevitable que ocurra, para mi mejor cumplir aunque tarde. No es bueno porque no se cumplen las pautas de reposo necesario entre sesiones y es una excusa, muchas veces, para incumplir más de un día :( (lo sé, lo sé!!!)
Siento que esta fué la semana del le vas a echar piernas en serio, de no darme excusas, pero de un inevitable desgano: hoy por ejemplo ni las piernas, ni la respiración, ni dolores, ni nada justificaba que me detuviese antes de cumplir la distancia - lo que es lo mas importante, no importa si como yo se es una tortuga - era simple flojera. Fué pensando en esto que decidí contarles mis desventuras de aspirante a maratonista, a ver si la vergüenza pública me sirve de estímulo, asi como las ganas de echar pá juera mis altas y bajas. Vamos a ver como me vá al cumplir el mes, en esta semana que comienza.
Este es el circuito que recorro (se los marqué en amarillo) : son 3 millas, es decir casi 5 Km, los cuales multiplico o divido de acuerdo a la distancia a cubrir. Vivo en una de las casitas que están en la parte superior de la foto :)

2 comentarios:

Regina Falange dijo...

Martha, ánimos, sabes qué es difícil? Tener el plan, el proyecto. Debes tener una idea de cuántas cosas en nuestro país y en todo el mundo mueren por divagar sólo en el campo de las ideas. Tu tienes tu proyecto, con datos numéricos, con el rigor científico del asunto, y más allá de las excusas y la flojerita que puede ser común, bienvenida y hasta necesaria en ciertos casos, tú sabes que pa lante es pa'allá. Así que estoy segurísima que ese organismo seguirá en preparación y lo que es mejor, aguantará en muy buena lid la ruta.

No te presiones más allá de lo tolerable y verás el avance. Confiamos en tí!

Un abrazo

Martha Beatriz dijo...

Gracias querida dolor dorado,
a gente como tú, que estimula, es que siempre dedico mis carrera.
Un abrazo!