jueves, julio 13, 2006

Curitas racistas

Trato de entender muchas veces porque una cosa práctica, una curita, además tiene que ser cuchi. Adicionalmente, no me parece que tener una cortada sea algo en lo que la cosmética tenga que estar metida, esto de las curitas Perfect Blend en tres tonos, para que, según la propaganda, resalte uno y no la herida lo asumo como algo racista. Si, las curitas quizás entonces no debían ser color carne, un carne orientado a lo que era la raza mayoritaria en los años cuando fué inventada, pero encontrar la necesidad de hacerlas ver bien para cada raza - blancos, morenos y negros - es como mucho: ajá, si me corto en Suecia, digamos, me será difícil no desentonar con el color de curitas que encontraré, estoy morenamente segura.

1 comentario:

Guayoyo dijo...

Oye! no he tenido la oportunidad de ver esas nuevas curitas....
Pero la verdad me resulta como aquello del mertiolate transparente.. pa que no se vea el manchón rojo...
Pero la verdad tendría que ver de qué manera las promocionan....