viernes, junio 30, 2006

Poder y derecho a la arbitrariedad

Tener poder parece reducirse a hacer lo que se quiere, sin tener que dar cuentas. Asi lo hace ver el amigo Rom, y así lo veo yo hoy, cuando analizo el caso de los que a nivel de terrorismo vendrían a ser, aqui los chinitos de Recadi: tienen todo en contra, la raza - si son negros - sus manifestaciones públicas de desacuerdo con Bush (bueno, quién no) , sus amenazas de destruir edificios, la supuesta adhesión a Al-Queda...pero no dejo de reflexionar sobre lo que indica esta noticia, sobre todo en lo referente al doble estándar que en este caso el poderoso gobierno gringo le aplica a los terroristas: si aterrorizas a quién a mi me interesa, chévere, yo contigo no me meto.

No hay comentarios.: