miércoles, junio 28, 2006

Calidad



Lindas las tacitas, ¿verdad? Las compré en Avila Mágica, para recordar el rato agradable en cada marroncito vespertino, pero...

La roja no resistió un café caliente y la azul una caída. Lo peor, lo admito es haber pensado "Claro, son hechas en Venezuela, no se podía esperar más" Y me dá rabia, asi como me dá rabia pelear cada vez con mi proveedor en Quíbor porque me baja la calidad de los productos, cuando me tomo un mal marrón en una panadería que a veces acompaña un cachito cuyo relleno es mínimo o tiene uno que quejarse del mal olor o sabor de algo que compra y que por lo general no admite devolución.

Cosas buenas hacemos, si, pero estas tazas se suponen son, a su modesta manera, productos de exportación...es una lástima que no se haga algo de mejor calidad e imagen. Habrán los que piensan que pertenecían a un estante como adorno, pero yo, compradora compulsiva de mugs -'ta bien, coleccionista de pocillos -, les digo que son los primeros que no me dan una utilidad práctica. Y es, repito, una pena.

6 comentarios:

Luis Andrade dijo...

No resistió un café caliente??? Te quedan cargaditos los cafés, no? A qué temperatura tomás el café? O lo preparás en la olla a presión? :-)

RomRod dijo...

¿no serán chinas esas bichas?

Martha Beatriz dijo...

La verdad no sé la nacionalidad de las bichas Rom, pero las de otras nacionalidades aguantan, Luis, la carga y la temperatura del café...deberían traer una advertencia: "son de adorno" y nada más. Abrazos para ambos y las medias naranjas :-)

khayo dijo...

italia campeon del mundo digan lo q diga

LUIS AMÉZAGA dijo...

Algunos consideran que la calidad es sólo imagen. Entre los políticos, todos. Quizá por eso las tazas... ;)

alfredo447 dijo...

Al menos se les podrían incluir un pequeño aviso al comprarlas que diga "No apta para bebidas calientes" o algo así, tal vez uno las compra estando claro de lo que le espera. No es la solución ideal, pero es un comienzo.