viernes, mayo 12, 2006

John Corbett: ejemplo a seguir

No es el primer artista que lo hace: dejar la actuación, bien sea para siempre o en un medio para irse a otro- de la TV al cine como George Clooney - e intentar nuevas profesiones, la mayoría se inclina por la dirección artística (la mayoría fracasa) y algunos pocos, como este guapo actor -otro más de los desechados por la heroína de Sex and the City - por el mundo musical. Me enganchó con aquello, al principio de su bio en su página de "Primero escuche [la música]..."
Pero lo que quiero destacar aqui es lo que interpreto no solo como valentía en decidir, sino en honestamente manifestar, palabras mas o menos que sus papeles siempre han sido de muñequito de torta y que a pesar de cumplir diciendo correctamente sus diálogos, no era bueno tratando de actuar diferente a su personalidad, en fin, confesó que no es buen actor sino otra cara bonita, asunto que no le satisfacía.
Quiero resaltar también una idea que parece sencilla de poner en práctica, pero que no lo es, sobretodo cuando se espera de uno un comportamiento y se cede a la presión: "Todos podemos escoger como hemos de pasar el tiempo" dice y quizás, reflexiono, aunque su sonido no sea el mejor, merece un hurra este ex-galán que decidió pasar su resto de su vida a su manera, mandando al carrizo lo demás.

3 comentarios:

Luis Andrade dijo...

Ja! A vos también te gusta John Corbett? Julie está enamorada de él desde que trabajaba como el locutor de la radio en Northern Exposure. No sé si te acordás de la serie. El tipo tiene una voz muy sensual y el papel de locutor de radio le caía al pelo. Me acuerdo de un episodio en la que por un motivo fisiológico las feromonas naturales de su cuerpo se elevaron tanto que todas las mujeres del pueblo querian acostarse con el... :-)

Un abrazo,

Luis

Martha Beatriz dijo...

Aunque adoro Northern Exposure, esta vez no coincidimos Julie y yo, aunque Corbett es perfecto para este papel, y todos los que el mismi menciona incluyendo la genial "Mi big fat greek wedding" - solo lo recuerdo en la piscinita bautizándose - no es precisamente mi tipo, me dá esa sensación de lo que llamamos en Venezuela el homnre "pajúo", guapo si, pero como "quedado", demasiado tranquilo: tu sabes, nosotras no sabemos nunca lo que queremos :-) Abrazos!

Lycette Scott dijo...

Ese hombre llena muchas de mis fantasías...es...es...hermoso