domingo, abril 09, 2006

Ellas y ellos en la adolescencia

Ahora lo veo todos los días: parejas de adolescentes donde ella es aplicada, responsable, educada, buena, pues (no solamente que está, para los bien pensados) y él mal estudiante, desaliñado, grosero, bad boy: es un fenómeno que analiza este artículo que se basa en la información que tenían las novias (ex, la mayoría) de los adolescentes que el pasado enero hirieron en varios casos y mataron en uno a mendigos en el área de Fort Laurdedale a batazos. La mayoría supo del hecho de inmediato, pero lo ocultaron y/o no le dieron importancia.
La actitid de esta niñas es básicamente la de ser cómplices y a la vez sentirse que las malas acciones de sus parejas no les atañen, pero la pregunta es porqué se sienten atraídas hacia este tipo de relaciones que al final, sobretodo aqui que se pena gravemente el no colaborar cuando se sabe de un crimen, pueden ser tan dañinas como para hacer que las envíen a la cárcel.
Entre las razones alegan el ser reconocidas por el grupo (yo digo temidas) por ser las parejas de estos chicos problemáticos, baja autoestima y el deseo de probar la "fruta prohibida", tal como menciona el artículo en forma de mantener relaciones sexuales con su niño malo. La paradoja es que la mayoría no quiere ser como ellos, y están claras es que son relaciones que no les gustaría mantener de por vida.
La edad del crecimiento esta llena de misterio: este es uno más de ellos.

2 comentarios:

David Morán dijo...

Algunos de estos misterios pueden ir siendo desvelados por la investigación. Pero bien, existen relaciones perjudiciales que pueden ser adictivas, así como el consumo de ciertas sustancias, muchas personas generan dependencia enfermiza de relaciones conflictivas y peligrosas.

Tu post me recuerda un dicho que se mencionaba mucho en mis días de colegio. “El gusano mas feo se lleva la mejor manzana”.

Saludos.

Lycette Scott dijo...

Bueno es como decía el conde del guácharo: a quién le doy el papo que a mi papá le arreche más.
Creo que no es cuestión de crecimiento, en mi caso por ejemplo, ya no me gustan los tipos mala conducta (aunque me gustaron en una época), ahora me gustan perros, salí de guatemala pa' guatepeor como decimos nosotros...pero es una cuestión que a veces perdura con los años...quizás es algo de la naturaleza humana