sábado, marzo 18, 2006

Queridos

Nada de disculpas. Nada de penas. Nada de nada. Fue una fatal coincidencia que nadie fuera a verme. Yo dictatorialmente, como tengo que hacer en todos mis viajes para que el tiempo rinda, escogí una fecha y los convocados no fueron, las razones no importan. Sigan visitándome aqui, si asi lo desean, y procuraremos cuadrar la proxima vez. :-) Tranquilos todos, pues, el aprecio es el mismo.

2 comentarios:

monseñor alfa dijo...

En la soledad se navegan monstruos que luego nacen entre las manos. Mejor andar solo que entre trasgos de pacotilla.

Lycette Scott dijo...

Tienes razón yo realmente no pude ir, ayer hubo otro encuentro y hubo mucha gente convocada que no fue, de verdad disculpas por mi parte. Para el próximo encuentro que quieras planificar creo que funciona mejor si se convoca a la gente por teléfono y se confirma el día antes por la misma vía, así hicimos nosotros ahorita y con todo y todo faltó mucha gente. Yo realmente hoy no puedo salir de casa...deberías darme tu teléfono para cuadrar algo mejor planeado para otra oportunidad