viernes, marzo 10, 2006

Para que se preparen...

Estoy muy entusiasmada con el encuentro con los bitacoreros este domingo: tanto, que he estado fastidiándolos bastante para que no se les olvide. Se me ocurre adelantarles algo del encuentro por medio de este enlace, asi de seguro nos entenderemos mejor y no será necesario darles a todos explicaciones que incomodan :-). Nos vemos, no sé si podré postear allá...intentaré.

10 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Que disfrutéis el encuentro, y luego queremos cotilleos aquí.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

:-(

Algún día tomaré el avión...

Cuando por fin puede viajar a Venezuela, TODOS estarán en sus vainas y me voy a sentir terriblemente solo (Una nota de drama, soy hijo de las telenovelas, y eso no se puede negar)

Todo, pero TODO lo mejor para ti y unos besos o/y unos abrazos por allá

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

2do.

Se vale nota del encuentro y, por supuesto, FOTOS, muchas FOTOS!!!

Sebastián -Dr.Corazón dijo...

Por las amistades cultivadas.
Te veo de buena vibra.
Como dice el amigo de arriba, no puede haber otra cosa sino Todo Lo Mejor para ti.

Jean Nicotine dijo...

Ehh con permiso...señora Martha he vuelto...está invitada a mi casa...

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Y..., cómo fue?

Todo lo mejor para Usted.

Martha Beatriz dijo...

Nadie fué hechicero...luego echo el cuento, estoy sin computador :-( Lo mejor de lo que usted siempre me manda ...)

David Morán dijo...

Vaya, una reunión de Bitacoreros, creo que es la parte final del proceso de interacción social. Espero que la disfrutes.

Saludos

Monseñor Alfa dijo...

Lenguas laceradas, sacrificio. Los mayas preferían el silencio y el chocolate con chile mientras oraban desde sus mentes fabricantes de ceros. Todo por un pérfido Quetzalcoatl que se perdió en una pinche barca de serpientes y se convirtió en la estrella de la mañana. A la hora del primer astro también silencio. Silencio. Silencio. Silencio. Basta ver lo ojos y entender. El odio domina al mundo. Recordemos a Julian Drepaux: ruedan ratas rabiosas en corbatas.

Amén más abur.

CABINA AÉREA dijo...

Realmente no supe del encuentro..y es una lástima porque me encanta como escribes y habría sido estupendo conocerte....
Por cierto, dónde era el encuentro?