jueves, marzo 30, 2006

Joan Manuel

Oigo mucho a Serrat. Yo creo que casi todo esta dicho sobre esa maravilla de autor que además canta - no me gusta aquello de cantautor, oculta lo principal -. Para mi el es el filósofo de lo cotidiano, incluyendo, por supuesto el amor: nos habla de la muerte "quién será el nuevo dueño de mi casa y mis sueños y mi sillón de mimbre" en Si la muerte pisa mi huerto, de los políticos "..que compraban flores para regalar a SU MAMA y daban de comer a las palomas" en Nada personal, sobre la locura "..me sacaron a empujones de mi casa y me encerraron entre estas cuatro paredes blancas, donde vienen a verme mis amigos de vez en vez, de dos en dos y de seis a siete" en De carton piedra y aún cuando no esta inspirado, produce bellezas " ...buscaba una canción y me perdí, en un montón de palabras gastadas, no hago otra cosa que pensar en ti, y no se me ocurre nada" en No hago otra cosa que pensar en tí.
Mi preferida es De vez en cuando la vida, porque uno sonríe al relacionar los momentos sublimes con esta letra:
"De vez en cuando la vida
Nos besa en la boca
los colores se despliegan como un atlas
nos pasea por la calles en volandas
y nos sentimos en buenas manos..."
Es único e irrepetible. Es Joan Manuel Serrat.

1 comentario:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Usted ya lo ha dicho todo, completamente de acuerdo. Serrat es muy Serrat y sobran las palabras.


Todo lo mejor para Usted.