domingo, enero 29, 2006

Vertiginoso

Aqui estoy en la sala de la casa, con el portátil en las piernas, aún con el sueño acumulado del viaje, veo la correspondencia atrasada, la casa sucia: pienso en que durante la semana que pasó fuí a Venezuela y regresé, hice mi trabajo, ví a algunos de los queridos, me perdí de otros tantos, comí rico, conocí a gente bella y amable, informé de cosas, supe de otras. Me parece mentira que mañana amanezco haciendo desayuno y llevando los niños a la escuela, yendo al banco, en fin la rutina del ama de casa middle class que sigue revisando el domingo las ofertas y recortando los cupones de la prensa...pero ya planificando la próxima movida :-)

3 comentarios:

Lycette Scott dijo...

Jejejeje Hola Martha, que bueno que estés en casa ya, a veces pega volver a la rutina, afortunadamente todo estuvo bien con tu semana y eso es lo más importante

LUIS AMÉZAGA dijo...

Ida y vuelta, lejos de ninguna parte.

123 dijo...

Q' bueno q' pudistes disfrutar de tu viaje. Lo malo, sinceramente, es volver a la rutina. Ya veo q' conocistes al Maracayero RomRod y q' la pasaron chevere.
Tenemos q' alborotar un grupito de blogueros aqui en Miami. Es chevere conocer a otros blogueritos.

Bye bye ;)