martes, enero 31, 2006

Nocturno

Buenas noches

Deseo que, descansando
Te relajes
Te liberes
Te refresques

¡Egoista de mí!

Deseo que, sin descanso
Me recuerdes
Me aprisiones
Me poseas

Hasta en sueños

lunes, enero 30, 2006

Delegados estudiantiles

Llegaban los miembros del Centro de Estudiantes en el liceo a interrumpir una clase seguramente aburrida, exhortando a sus miembros a participar en unas actividades que por lo general o no estaban bien definidas o significaban protestar sobre cualquier cosa que, de acuerdo a las normas universales de todos estos grupos significase represión: desde la visita de un mandatario extranjero hasta alguna política que ni siquiera era bien entendida o explicada aplicada afuera. Apelaban estos líderes a nuestra conformidad, a la pasividad , a la comodidad por lo cual algunos nos dirigíamos a la reunión con un mínimo de curiosidad, algo de buena disposición y un monton de culpa.
Ya en ella, se sentaba uno de los experimentados a darle labia a la chica mas bella de las nuevas, el infaltable pelúo (barba desaliñada) resaltaba los puntos de la reunión y preguntaba si se quería agregar algo mas, los miembros importantes llegaban tarde y al final se establecían brigadas encargadas de realizar acciones, que se reunirían de nuevo en un cita que nadie cumplía hasta que el ciclo de reactivación del centro - la visita a los salones y la subsecuente reunión - se reiniciaba.
Asi se me ocurre describir el FSM que acaba de culminar con una notable diferencia: en esas reuniones de bachillerato no había a veces ni para los cigarros, a estos activistas se les dan gratis y a costa del petrólero venezolano.

domingo, enero 29, 2006

Vertiginoso

Aqui estoy en la sala de la casa, con el portátil en las piernas, aún con el sueño acumulado del viaje, veo la correspondencia atrasada, la casa sucia: pienso en que durante la semana que pasó fuí a Venezuela y regresé, hice mi trabajo, ví a algunos de los queridos, me perdí de otros tantos, comí rico, conocí a gente bella y amable, informé de cosas, supe de otras. Me parece mentira que mañana amanezco haciendo desayuno y llevando los niños a la escuela, yendo al banco, en fin la rutina del ama de casa middle class que sigue revisando el domingo las ofertas y recortando los cupones de la prensa...pero ya planificando la próxima movida :-)

sábado, enero 28, 2006

Blues...

Un hombre feliz es un desastre a punto de ocurrir (De la película Trece conversaciones respecto a una sola cosa )


Sin salida


Hermoso camino

Pleno de senderos

De flores, de abejas

Lo recorrí feliz,

Tan extasiada

Pero ahora percibo

Los linderos

En los senderos

El olor tenue

De la flores

No oigo

El zumbido

De las abejas

Ya no basta

Imaginarlos, intento

Retroceder, adolorida

No hay salida.

viernes, enero 27, 2006

¿ Se necesita tanto almacenamiento?

Buscaba para un amigo un disco duro externo de los que se conectan al puerto USB del tipo plug and play, solo conectar y hacer que el bicho funcione. Me percaté en ese momento de la cantidad de opciones y los tamaños inverosímiles de esta unidades de almacenamiento cómodas: hasta 400 y más Gigabytes de espacio. Yo entiendo que las empresas grandes y pequeñas requieren hacer respaldos, que con el acceso a fotos, música y video el usuario hogareño quiera tener mas espacio, pero de verdad no creo se tiene el tiempo para revisar toda esa información ni para compartirla, se hace solo la cuidadosa labor de guardarla para dejar que se le encaramen las telarañas del olvido cibernético. Eventualmente necesitamos algo, pero para información y actualizada, internet y no creo que haya ser humano que tenga tanta capacidad para ver y oir todos los videos que guarda, leer todo los libros digitales que descarga, hojear electrónicamente todas las fotos que le gustan y sus cosas particulares no creo que necesiten estos enormes espacios que se me antojan similares a los que llevan la vida de Bruce el Dios: lo que creo hace la mayoría con su ático electrónico es dejar que se deteriore con polvo, moho y humedad para visitarlo de vez en cuando a ver si le queda algo que todavía le interesa.

Tránsito Central

No pasé por Caracas en mi último viaje, pero , al menos al nivel de tránsito automotor no tuve que extrañar nada porque Maracay, Valencia y Barquisimeto estaban insoportables: en la primera el calor combinado con la avalancha de carros es terrible, en Valencia es un caos entre calles deterioradas y conductores que manejan con la patas, y hasta Barquisimeto, cuya arquitectura hace el paseo por sus calles relajante, estaba con la vía principal hacia el occidente cerrada, por lo cual entrar y salir de la ciudad para dirigirse a los pueblos artesanales fué un caos. Nosotros los caraqueños tenemos la mala costumbre de desear encontrar las cosas de la capital en el interior, pero que va, no queremos llevar a la provincia el caos vehicular.

miércoles, enero 25, 2006

¿Se estarán psicoanalizando de incógnito?

Finalmente llegue por AEROPOSTAL : salió temprano, atención de maravilla, excelente tarifa (porque adelnté el viaje mis planes cambiaron y volvi a considerarlos rezando), hasta tienen Duty Free. Claro todo se enfumó al llegar a Valencia y pasar una hora entre inmigración y aduanas :-(
PD: ando callejeando por aí.

lunes, enero 23, 2006

Pleagaria aeroviajera

Que todo quepa
En la maleta
Que no haya exceso
Ni sobrepeso
Que no chequeen
Maletas ni senos (lo que rima)
Que no demoren
Abordando, brother
Que no haya niño
que sea llorón
Que no exista viejo
habla paja en extremo
Que tenga garbo
La sobrecargo
Que agarre sueño
Sin sobresaltos
Que lo legal, ah
salga en un tras
Que el aterrizaje
Traiga el equipaje*
Que una cara amable
Te reciba y
Que te quite
Los bultos de encima.

* No siempre lo hace

Otra bella

Es una bella venezolana, pero no como las que se publican aquí: es la isla de Los Roques, que aparece en este catálogo de Victoria Secret, con sus modelos anoréxicas y sus costosos trajes de baño.
Aunque, ciertamente al ojear el catálogo dá orgullo saber que están allí, podían haber hecho las tomas en Playa Parguito o la antigua Plata Lido, total lo que importa alli son las caras de las modelos en todos sus ángulos.

domingo, enero 22, 2006

Como la propaganda aquella

Inscripción: $25
Gasolina a Naples (4 horas la ida y la vuelta) :$35
Desayuno de la "barra": $20
Competir en mi cuarto 1/2 maratón (aunque desejoré en tiempo y llegué entre los últimos) : no tiene precio.

sábado, enero 21, 2006

"¿Dipusapo?"

¿ En que momentos legisla este señor? ¿No tiene el estado sus propios cuerpos de inteligencia? Si la respuesta a la última pregunta es afirmativa, se cae de Maduro que los hacen quedar en ridículo con esta denunciadera. Zapatero a sus zapatos, digo yo.

A veces nos sentimos asi...

Impotencia

Soy capaz
De ocultar
De que no veas
Mis pequeñas miserias,
Mis cuitas.

Que me creas serena,
Equilibrada,
Siempre comprensiva
Articulada,
Magnífica.

La magia, ese truco
Que no me sale
La carta esa
Que no puedo adivinar
El pañuelo que no aparece,

Es la de complementarte
Serte útil
Ayudarte
Darte más
Darte mejor

jueves, enero 19, 2006

Cojan luces caballeros...y damas

Me encanta Yordano, es el cantante del grupo de los 80' que me gusta más. Me asombra ver a mi "pavo" del blazer, la franela y el blujin con el pelo blanquito. Es tanta mi devoción que se la pegué a mi hijo, quién para un trabajo musical donde debía imitar a un artista, lo escogió a él, con su preciosa A flor de piel.
Concedió esta entrevista para la sección Lo que quieres saber de ellos de la revista EME - por cierto muy entretenida - de El Nacional de ayer jueves 19/01/2006. Y dice:


"1 Creo que el mayor temor que tenemos los hombres a la hora de salir con las mujeres, son precisamente las mujeres . La primera mujer que uno conoce es la madre y creo que eso es una presencia fuerte, que se queda con uno. De ahí pa´lante, todo es cuesta arriba.

2 Esos inventos de las mujeres como el striptease, creo que son muy divertidos. Los hombres no somos muy imaginativos, así que es muy bueno que ellas tomen ese tipo de iniciativas. Uno se puede poner creativo después.

3 Si alguien conoce las claves para que una relación dure, que me las cuente, por favor.

4 Creo que los hombres ya deberíamos haber aprendido que las mujeres son las que mandan. El que a estas alturas diga: "Me levanté a no sé quién" está cometiendo una de las estupideces más grandes que existe.

5 No existe una palabra que me descontrole. La ausencia de palabras es lo que me tortura.


Yordano (Giordano Di Marzo) es cantante. A estas alturas, no necesita presentación. Fue uno de los abanderados de la generación que en los años 80 hizo de la música pop venezolana un producto de exportación. Doce discos y varias de las canciones más pegadas de las listas venezolanas hablan por sí solos."

Disyuntiva II (conclusión)

Mi Pepe Grillo consiguió una solución a mi dilema del viaje que me deja íntegra: No renunciaré a mis principios, no volaré por Aeropostín (que bueno, que bueno, que bueno), pero llegaré a Valencia del Rey. De regreso, ya mas liviana o al menos sin el peso importado, regreso por Maiquetía, asi que la tortura me tocará bajando a La Guaira, como para decir "!menos mal que ya me voy!" :-(
Claro, el saltarín también está influenciado por un factor llamado tarifa: llegar a Valencia con los postinuos, aguantarse el autobusito caluroso en Maiquetía y todos los abusos que a esta bellezas se le puedan ocurrir me costaría medio millón de bucos más que si llego independientemente y escojo para el trayectico en Venezuela otra línea nacional. !Vivan la oferta y la demanda!

La poesía como arma

Hoy se inicia el juicio al Casanova de Internet , "caballero" que sedujo por vía electrónica al menos a 15 mujeres para robarlas. Les abría las carteras (solo por eso merece cárcel) para tomar sus datos de tarjetas, asi como estados de cuenta y hasta agarró "prestado"un vehículo.
El asunto, que parece mas como para Jorge, es que usaba la poesía como arma, de manera literal:
'"I'm you might say, repulsive,
dressed vainly in dream,
bestial eyes frothing,
living only so others can live,
abundant only in my deformities"
"Yo soy, quizás repulsivo
vestido vanamente en sueños
ojos bestiales echando espuma,
viviendo solo para que vivan los otros
abundante solo en mis defectos (deformidades)"
Como comenté por allí, las mañas siguen siendo las mismas, son las herramientas para hacer mal las que han progresado. A nuestro poeta criminal - mejor que el Fiscal venezolano es, por decir lo menos - la cárcel ha de servirle para profundizar en su arte.

miércoles, enero 18, 2006

Disyuntiva

¿ Traiciono mis principios y vuelvo a volar por Aeropostín - prometí que no lo haría a menos que las opciones fuesen balsa y ellos, asi como hice con Avensa en su momento - para llegar a Valencia directamente (a fin de cuentas voy al Estado Aragua) o llego a Maiquetía con cualquier otra, sabiendo que llegar a Caracas demorará tanto como el vuelo? Solo pienso que con la primera opción, cada humillación de los empleados, cada retraso, cada problema me hará hervir la sangre. La segunda me permitirá llegar cómoda...para después sufrir las miserias causadas por el Viaducto y sus ineficientes "mantenedores". Un problema, ciertamente, que debo resolver pronto.

martes, enero 17, 2006

Desde mi ateismo



Dicen que es ciega
Yo digo que miope,
Vé potenciales,
Capacidades,
Valores extraordinarios

Ignora cuanto
Menoscabo
Autosaboteo
Pesimismo
Trata de callarla

Porque la fé no acepta
Descreer, flaquear
Aún cuando el que trate
de doblegarla
sea su sagrado objeto.

lunes, enero 16, 2006

Diferencias culturales

Aqui en la Florida, detectar a un corrupto se ha vuelto tan común que ya no es noticia. Y a veces se siente el consuelo de que los agarren, como el caso de Mr. Kovanes. Pero lo que más me llama la atención en este asunto son las diferencias entre su querida y él, por supuesto resueltas a punta de billete de los contribuyentes:
"Usted sabe, nosotros tenemos nuestras diferencias culturales, el piensa que si yo soy independiente, no necesito que me mantengan", dice Ivette Reyes la novia que asumo de raíces latinas, "pero como parte del asunto cultural, yo pienso que si él está conmigo, debería ayudarme a pagar las facturas, a mantenerme, pues".
Es bien sabido que los latinos tenemos mala reputación por estos lares: representantes de la raza como esta, nos echan un poco mas de tierra.

domingo, enero 15, 2006

Dándome ánimos

Ya estoy a una semana de mi 1/2 maratón, no tan bien preparada como quisiera pero allá estaré.
Leo y releo la entrevista que me hicieron el año pasado para darme palmaditas en la espalda, esas que mi entrenamiento chucuto me niega.

sábado, enero 14, 2006

El tiempo pasa y algunas cosas no cambian.

Te pareces tanto a mí…
Ni para el uno, ni para el otro, sino todo lo contrario

Cada vez que me pongo encima una de mis finísimas camisas, te recuerdo porque a pesar de nuestro orígenes humildes la Presidencia nos dio a los dos, de gratis, la posibilidad de usar lo mejor ¿Qué a veces lo que nos ponemos representa unos cuantos barriles de petróleo? No importa, el animal voraz de poder debe disimularse con cosas fiznas.
Adoramos un acto de masas: Yo movía mis manos y caminaba mucho, tu juventud hace que me superes participando en todo, Venezuela te ha visto desde cocinar en una escuela, hasta cantar y mostrar tus habilidades atléticas, sobretodo en el béisbol. Y ambos somos magallaneros, lástima que tú no eres adeco.
Nos gusta hablar, de lo que sabemos y de lo que no, tú que tuviste una educación cometes, en tus andanzas verbales, metidas de pata equivalentes a las mías dada mi poca instrucción. Así como alguna vez yo puse a Sadel a interpretar El Bolero de Ravel, tú exaltas a Mao frente a la dirigencia China actual. Cabe resaltar las cómicas que ambos hemos dado en Europa, frente a la nobleza.
Nos encanta Cuba y Fidel. Yo tuve a mis asesores, visité y fui visitado, pero la simpatía de este demonio de la política no llegó a deslumbrarme como a ti, cuya pública demostración de afecto – palabras y obras - resulta un tanto exagerada. Inexperiencia de tu parte, supongo.
Prometimos lo imposible cuando éramos candidatos, y ganamos, no una sino dos veces. En tu caso ocurrió casi seguido, cuando ya, como tu dices se te veían las costuras. Esta segunda vez te habías aprendido el libro de mañas que le quitaste a mis ex compañeros antes de lanzarlos al aceite del olvido: autobuses, meriendas, boinas, banderas y mentiras. Lo haz ido perfeccionando y en esto, la verdad debo darte una palmada de felicitación, ! así se hace!
Una grave coincidencia es que nos gusta asar varios pájaros de un solo tiro, así estaba yo, tratando de establecerme como líder del Tercer Mundo para quedarme en la OEA cuando el rancho estaba ardiendo, tú y tus compañeros con la antorcha en la mano. Tu hablas de integración latinoamericana y antiglobalización, mientras desintegras a los venezolanos y dejas, que solo tus allegados disfruten de las glorias del mundo globalizado. Nos encanta un arroz*, vamos a donde nos invitan y también donde sería suficiente enviar a un subalterno. Lo importante es ser visto y tratar de ser oído a gran escala.
Hasta el nombre de Bolivia, asociado a escándalos que ambos hemos provocado, es común, el mío con el Sierra Nevada y el tuyo con el “afectuoso” recibimiento por parte de humildes ciudadanos de ese país pagados supuestamente por tu gobierno. Cualquiera capaz de verificar la verdad de estos hechos puede considerar esto como malversación de fondos, asi es la vida, chico, te pueden agarrar como a mí en una pendejada.
La parte triste es que somos enemigos, cumpliendo a cabalidad esa premisa de que los iguales se repelen, tanto nos parecemos que ahora soy yo quién quiere sacarte, porque aún cuando ni afirmo ni niego una conspiración, deseo tu autosuicidio, cosa en la parece me estás complaciendo.
Lo divertido, compatriota, es que con todos nuestros defectos sigamos entre las alternativas para conducir el Poder Ejecutivo. Los preparados evitan la participación, los novatos tienen frentes débiles solo porque son sifrinos, la sociedad civil no termina de integrarse por temor a la partidización. Nuestro pueblo nos tiene bien merecidos, ¿verdad?
Por cierto, de los sastres venezolanos me gusta Clement ¿Cuántos trajes con su firma tienes tú?
Nota: Esta opinión la escribí en enero del 2002. ¿Aún propicio? Ustedes me dirán...
* arroz: reunión, fiesta.

viernes, enero 13, 2006

Negra y a mucha honra

Viene el primer feriado gringo del año: El nacimiento del Dr. Martin Luther King Jr., ese luchador a toda prueba, un héroe de verdad. Si bien han cambiado las cosas en estos casi 50 años desde que la lucha por los derechos civiles finalmente consiguió importantes logros, hoy en día en los Estados Unidos ser de color represnta aún un estigma que involucra una forma de vida, que no solo promueven los tradicionales racistas sino gente dentro de la misma raza: recuerdo bien un día cuando que mi hijo salía de la escuela, que esta ubicada en un barrio predominantemente "oscuro", y un grupo de jóvenes repartía condones a los estudiantes: a él no le dieron, porque el color de las gomitas, además era negro, como para usuarios solo de ese color, esto además se repite en las áreas menos imaginadas como digamos, la literatura de autoayuda donde se pueden encontrar libros como "Convirtiéndose en padre: el hombre negro y el viaje a la paternidad".
Hablando de la negritud de mis hijos, un día me senté a explicarles que si todavía existiese la esclavitud, de seguro estaríamos todos trabajando la tierra para algún terrateniente: no solo por tener una bisabuela martiniqueña descendiente de esclavos, pelo quieto, sino también por contar con una padre cuyo sobrenombre en la universidad era el negro. Nada de que avergonzarse, les digo, en esta familia somos negros y a mucha honra.

jueves, enero 12, 2006

A que no me conoces

Y llegó él con su fuerza y buena disposición para arreglar todo. Desde el primer día se ocupó de - tratando de no mostrar su carácter porfiado y una vida completa de considerarse con la razón - intervenir en el destino de la desarreglada casa familiar. Esta tostadora estaba mala, era solo un cable suelto; a esas persianas solo le faltaba un tornillo para abrir y cerrar sin problema y ya la puerta del garaje no sonará más, porque le hacia falta, únicamente, unas goticas de aceite.
Había un sartén viejo y empegostado. No siendo yo muy hábil con el brillo, los residuos de antiguos platos allí preparados convivían en desorden en esa especie de mina de carbón circular. Aún así, era un utensilio de mucho uso en la cocina, sobretodo para freir huevos y calentar pequeñas porciones de alimentos, de esas que no se quieren botar y después pasan a engrosar alguna cintura en la familia ¡Vivía en las hornillas!
Cómo un aparato más que componer, se plegó ella a él. Trato de absorver todo su conocimiento, de monopolizar todo su tiempo, de enseñarle sus secretos, tal como hacía con cada visita, familia o no, quizás por la necesidad de llenar el espacio hogareño con algo mas que la trilogía papá-mamá-hermanos que quierén mucho pero que a veces aburren. Se extraña lo que no se tiene, a pesar de que no se conoce.
Asi como ella entró en su ámbito, asi mismo lo hizo mi sartén, el de los huevos y los recalentados. Ambos se pusieron en sus manos expertas, para ser pulidos y mejorados, para optimizar su apariencia uno, y sus conocimentos y lenguaje, la otra. Los dos aceptaron indefensos la posición de necesitados de atención, y el con gusto, excesivo quizás, les hizo los honores, colocándose en la superior posición de restaurador/maestro.
Poco a poco se fueron ablandando las manchas de mi utensilio como también se disolvieron la timidez y la falta de confianza que normalmente tiene un niño con un extraño. Tal como el agua jabonosa con que se remojaba el sartencillo inundaba hasta ahogar y hacer flotar sus manchas, asi mismo ella se había sumergido en los ratos que a solas compartía con él, leyendo y hablando. Y por supuesto no faltaron la ocasiones en que con la misma terquedad que un poderoso tizne no daba su brazo a torcer despegándose, las discusiones sobre lo “bueno”y lo “malo” acaloraban al viejo y a la niña.
Pero así como el sartén perdió su negrura, asi mismo ella perdió su inocencia, bajo las mismas manos, con la misma incapacidad para oponerse a un destino ya trazado por una mente laboriosa pero enferma. Y este nuevo brillo desentona en mi cocina, es tan inadecuado como perversa la mano adulta sobre la intimidad de sus cortos años, su presencia ahora entre mis ollas está tan fuera de lugar como la de este abusador que ahora veo con esposas y escoltado por la policía desde mi la cocina. Un papel con la frase “¡A que no me conoces!” resaltaba dentro del encandilante sarten. Lo tomé por el mango y junto con la nota fueron recibidos, con toda justicia, con toda su simbología, por mi usado e implacable bote de basura.

miércoles, enero 11, 2006

Cualquier cosa para ganar

En un giro inesperado de su programación el canal de cable GSN, que habitualmente nos llena de programas de juegos y retos, ayer presentó el primero de la serie Anything to win, documentales donde se presentan grandes chascos y trampas realizadas en competencias. El caso se refirió a Rosie Ruiz, una cubano-americana que en 1980 llega de primera a la meta del maratón más importante de Estados Unidos y uno de los mas importantes del mundo (Boston), ¿el problema?: nadie la vió durante el curso de la carrera, núnca había sido reseñada en el mundo maratonil, y esta era solo su segunda carrera. Ya desde el comienzo se hizo evidente que se había coleado casi al final de la ruta, pero una larga semana de investigaciones, que incluyeron descubrir también que había hecho trampa, recorriendo en metro el maratón de Nueva York que la había clasificado para este, hace que la descalfiquen y otorguen la medalla a la ganadora (otra, porque ella no quizo devolver la suya), Jackie Gareau a quién le robó la satisfacción de ser recibida en la meta con todos los honores, amén de que deslució el triunfo masculino y manchó para siempre al reputación del organizador del maratón en su oportunidad.
Lo impresionante se oirla, 25 años despues, llorar e insistir en que ella si hizo su recorrido en ambas ocasiones, cuando, como mínimo, está violando unas cuentas leyes de la física: de masa (fué invisible en toda la carrera), de mecánica ( imposible hacer el recorrido en el tiempo que dice que lo hizo) de dinámica (en las condiciones que llegó a la meta, imposible decir que cubrío la distancia). La conclusión a la que llegan los expertos: el primer maratón, en el cual quedo en la lista de primeras por accidente, la puso en el compromiso de participar en el segundo, donde intentó repetir la casualidad del primero, pero fallo su timing y se echó la botella de agua para simular sudor y entro al final del recorrido muy adelantada, quizás nunca pensó que sería la primera sino que pasaría desapercibida entre las otras competidoras. Ya en ese punto estaba montada en el burro, y como buena latina, tenía que arrearlo. A punto de correr mi cuarto medio maratón, donde a quién le trato de ganar es a la Martha Beatriz un año más joven, esta historia me puso a reflexionar: como dice uno de los expertos, nada de suerte, piernas que duelen, espaldas que no se soportan, uñas de los pies moradas y rotas, ampollas: esto el el signo del corredor.

martes, enero 10, 2006

Contrapunteo: pasión versus rutina

Por allí Rodolfo publicó la letra de una canción da Sabina que habla de un amor de morirse. Yo le respondí con mis reflexiones en forma de poema al respecto y entonces él me dice que no es igual, que a él no le importa el calorcito del hogar, lo que quiere es un amor eterno. Yo les reproduzco lo mío, para ver si opinan:

Ambiguedades

Miento cuando digo
O mas bien, si,
Cuando callo
Que no quiero
El hogar compartido
La cama común y corriente
Un plánchame esto, tuyo
Un ¿te sirvo?, mío

Soy sincera cuando muestro
Que no requiero adornos
Ataduras, compromisos,
Tedio, resentimiento
Desamor, lejanía
Es decir, vida mía
El hogar compartido
La cama común...

lunes, enero 09, 2006

Los eternos rivales

Empieza la fase final del beisbol profesional venezolano, y se encuentran de nuevos los equipos Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes, cuya fanaticada solo refuerza un supuesto antagonismo, un odio que genera discusiones, peleas, burlas, llanto: recuerdo muy bien una final al principio de los 70 que en casa terminó con un radio destrozado en el suelo dado que habían perdido los turcos, favoritos de mi hermano, el sembrador en la familia de este gusto por el deporte y por la novena.
Por mi parte, viví una temporada de ensueño en el año 77, cuando tuve la oportunidad de visitar el estadio con frecuencia, gritar hasta quedarme afónica, burlarme del único caraquista que nos acompañaba al estadio, un primo que al final se cambió de bando y guardar por mucho tiempo como un tesoro la firmas que obtuve de mis favoritos entre los que recuerdo fundamentalmente a David Parker, un muchacho al cual la publicidad bautizó como Papá "Silsa"Parker y que mas de una vez dejó en el terreno a los capitalinos (por cierto lo están nominando al salón de la fama gringo). Ya madura, con un gusto por el buen beisbol, juéguelo quién lo juegue admito con cierta pena que soy magallanera, e internamente, según el año en cuestión admito también, que sí, que somos maleta, pero fanática es fanática, asi como amor es amor.
Nos ufanamos de ser los únicos con un nombre que no está asociado a ninguna región, a tener nuestros propios temas musicales ("y palo y palo y palo"), de ser un equipo sortario y de obtener sorprendentes resultados que van más allá de lo imprevisivo que resulta un deporte en el que los encuentros no terminan hasta que se ha cantado el último out.
En este momento estamos empatados en la punta del round-robin con nuestros enemigos, lo cual asegura por supuesto muchos y productivos encuentros, la famosa taquilla. Esta historia me recuerda un cuento de dos árabes que poseen tiendas en el mismo pueblo, en el mismo ramo: cuando uno presentaba un producto, el otro lo colocaba y rebajaba, si este ofrecía un descuento, el otro introducía un nuevo incentivo, los clientes siempre estaban esperando que reacción produciría uno en el otro, y esperaban beneficiarse de la hostilidad entre ellos: pues bien, al morir el primero fué que se enteraron, !eran hermanos!

domingo, enero 08, 2006

Zapatos nuevos

¿Pero qué tienen mi zapatos?, la pregunta, que molesta me dirígió la profesora de física en una clase, ya hacía algunos años,vino a mi mente en este momento. Vaya, eran horribles aunque uno no se atreviese a decírselo, pero al menos eran, no como estoy yo ahora, que no tengo un par de esos objetos a qué calificar de nada, para la importante cita que tengo esta tarde.
No es propiamente que ando descalza, pero la verdad solo tengo lo necesario para cubrime los pies, unos tenis que cargo en mis largas caminatas de donde me deja el colectivo a la casa, a través de los vericuetos llenos de escalones que me llevan a mi barrio. Los otros, resultado de una compra fiada de lástima, lo único que tienen en común conmigo es que se ajustan al tamaño de mis pies, su color purpura con detalles de gamuza lo hacen más feos de lo que pueda uno imaginarse y solo la necesidad y un blue jean que los disimule puede hacer que me los ponga.
Pero hoy necesitaba lucir lo mejor, me pondría ese vestidito que alguna vez me dejó mi mamá, ese que solo lleva polvo en el closet porque no hay ocasión de usarlo, ni dinero para ir a un lugar donde lucirlo, entre esa maraña de actividades llamada rutina.
Pero esta cita era importante; “a la salida del instituto me buscas”, me dijo con su nada pausada voz, “nos sentamos a echar una conversadita por allí después”.
¿Cómo iba a presentarmele desarreglada, mal vestida, mal calzada? No puedo dejar que se vea el trabajo que se ha pasado y se pasa, la privaciones, la falta de bienes materiales y otros logros. Por eso los zapatos se hacen fundamentales, son el camuflage que necesito para que acompañe la imagen prestada en forma de vestido y cartera, junto a un poco de maquillaje – no mucho, nunca le habían gustado los excesos - haría lo demás, sin duda.
Me fui temprano a la ciudad, para estar cerca del sitio de recogida y a la vez, en el centro, buscar el complemento del disfráz. Se me hizo difícil, porque los recursos tampoco estaban muy amplios, pero al final encontre lo que necesitaba, ni tan bueno ni tan bonito pero si barato, de color negro 38 – un poco apretados – con un coqueto lazo y una piel sintética que nueva, al menos parecía cuero. Me sobró inclusive para las pantimedias, y en un acto de atrevimiento y malabarismo sin precedentes la intimidad de un vehículo me permitió cambiar, no sin pocas dificultades la apariencia de mis piernas.
No tengo quejas, porque la noche fue un éxito y los zapatos cumplieron su cometido. Y casi solo su cometido, porque no aguantaron un palo de agua, ni los pelones típicos que se les producen a los calzados de mala calidad con el uso, ni la estrechez, que solo se soporta cuando la ocasión lo merece y se confunde con los otros dolores que se tratan de ocultar. Fue un rato feliz y diferente, inocente y cargado de nostalgias de los viejos tiempos, donde de vez en cuando se asomó con discreción la curiosidad de saber por la pareja, los muchachos, el trabajo, la familia y la vida. Ya no tengo necesidad de salir a comprar prendas que muestren nada que no soy, pero a este par lo recuerdo con cariño, y sobretodo al motivo que me hizo adquirilos.

sábado, enero 07, 2006

Mi blogósfera

Por allí nos sugirieron echar nuestro cuento de como nos metimos en este asunto de escribir un blog: yo no creo que sea algo tan interesante de contar, ni muy distinto a lo que tiene que ver con los deseos de expresión, meterme en todo lo que me llama la atención sin incluir mis intimidades (ya publicar los poemas es duro) y sobre todo de "ver", cuando comentan, a los amigos virtuales.
Y entonces le cambio el guión a la sugerencia y me pongo a explorar la parte complementaria de tener mi espacio virtual: entrar sin llave a los espacios que me gustan, primero los consistentes, que siempre tienen algo interesante que decir - ambos de Aragua - aunque en diferentes áreas, los que alimentan el intelecto - aqui, aqui y aqui - y que no dejo de leer nunca, y a mas de uno que siento como pana aunque no pueda leerlo diciendo cosas nuevas con la frecuencia que quisiera.
Tampoco dejo de leer los artistas que cubren la blogósfera criolla, papá Echeto, F., Juan Carlos y aunque él tire patadas de ahogado renegando a pesar de algunos de sus excelentes ensayos hechos post, el señor Gandica, asi como Kira. Debo mencionar de manera muda los que no visito más, sea por asuntos de principios, por ser demasiado explícitos para mis 43, y los que básicamente manejan discursos tan ajenos como pretender ser manuales de autoayuda y con un tono excesivamente meloso. De vez en cuando sigo riéndome de las gracias de esta española, pero cada vez menos. No voy a volver a enlazar a la de la sugerencia, la Maga, que nos vá tirando su vida como una telenovela, hay días en que uno quiere que baje el rating y la corten con un matrimonio rápido con su amado (el que sea) y la muerte o castigo de los villanos, y hay otros donde el suspenso de lo que nos dirá después nos hace visitarla aunque sepamos que no ha escrito nada nuevo. Sus compañeros de club también son dignos de leerse, aunque muchas veces te hagan sentir que están en su propio mundo de ensayo y error (según ellos más lo segundo que lo primero).
Voy muy poco a sitios nuevos, soy reaccionaria, pero si le doy la enhorabuena a Héctor y a Pino, trato de participar en los colectivos como En diálogo y los restre@dos y en general, tengo ya mi rutina donde visito siempre los blogs conocidos, trato de buscar alguna novedad y voy refinando mi gusto: esto es tan parte de mí como la razón por al cual blogueo, comunicación, mientras mas libre, mejor.

viernes, enero 06, 2006


En toda su extensión. Asi no se le ven los problemas. Posted by Picasa

Mi pobre Vargas

No quise denominar a esa región de ninguna de las maneras que ha tenido (Departamento, Municipio, Estado), porque total, el maltrato del que siempre ha sido objeto nunca le ha hecho caso a jeraquías determinadas por esas palabras. Lo último es el asunto del Viaducto – ver al menos aquí y aquí - pero no es la primera vez que un suceso, que se achaca a la naturaleza y no al descuído en que se tiene sumida esta importante área, le ocurre.
Vargas es la puerta de Venezuela, pero si nos guiamos por su aspecto, entenderemos que la casa debe estar asquerosa, no solamente para el que vá de allí directo a Caracas y tiene que ver la pobreza en grado extremo y el descuído en, como describió el Nuevo Herald, la autopista más importante de Caracas, sino al que se le ocurre adentrarse al Estado, que ahora tiene la excusa de la tragedia del 99’ pero que ya tenía el pelo blanquito esperando mantenimiento en sus calles, hospitales – que recuerdo solo tiene dos, el Seguro Social y Pariata – más escuelas, mejoras en el transporte público, más institutos de educación superior y todas esas cosas que hacen digna a una comunidad de un apelativo como el último que estrenó con corona de cartón, Estado. Vargas no merece ser una ciudad dormitorio como Guarenas o Guatire, por sus larga trayectoria, por la importancia de su puerto y de su aeropuerto, por el potencial turístico que a pesar de la contaminación tiene ( solo basta aventurarse más allá de Los Caracas) y sobre todo por su gente, aunque conserve ese aire de pueblo que en muchas otras ciudades se ha perdido.
Yo viví en “La Guaira”, como le decimos los turistas incultos a todo el Litoral y recuerdo como sudaba en ese calor en mis primeros tiempos, hasta el punto de ser detectada fácilmente por los nativos: “¿Usted no es de aquí, verdad?”. Viví en un barrio en Macuto, cuya peligrosidad nunca se comparó a los de los barrios de la capital y sin pena declaro que bastante agua cargué (que ironía, rodedos de mar) y que bastante camiones de gas perseguí, que muchos amaneceres y atardeceres gloriosos presencié, engordé con los deliciosos helados multisabores del Sr. De Carmen de Uria, ahora desaparecida, pescado sabroso comí en “El Táchira” en Naiguatá y en “El Rey del Pescado Frito” en la misma vía y que allí viví hasta el día de mi partida, amando a la malquerida no solo de este gobierno sino de todos los gobiernos, de los ciudadanos que los fines de semana van a ensuciarla, de los inversionistas que no le han metido más dinero a la región – y el que lo ha hecho, como en Caraballeda, en el área de la antigua Tomaselli, quizás esté arrepentido – de los políticos regionales y los no tanto que llenan de esperanza a la población en cada elección y sin embargo dejan que la sigan tratando como un área de segunda categoria, mi querido Vargas, que te niegas, en el calor de tu población, con tus tambores, con tu comida, con tus conservas de coco, con tu mar, a desaparecer para siempre.

jueves, enero 05, 2006

Para estos días helados

Clima

Me hablas de calor,
De lluvia que no bajó
De frío repentino
Políticamente te ignoro
En tu tibia presencia
No requiero reportes de tiempo
Solo vivo la más espectacular
De las primaveras.

PD: ! bien David!, complacido.

miércoles, enero 04, 2006


Asi son, con los detalles del producto. Posted by Picasa

Cupones

Solo compro la prensa los domingos: todo lo que quiero leer lo encuentro en Internet, inclusive ese día, pero la versión impresa tiene varias ventajas ese día: explayarse en la cama a leer las comiquitas y la revista del domingo, leer las ofertas de las diferentes tiendas y cadenas (ya están vendiendo para el Día de los enamorados) y sobre todo recuperar con creces el dólar que gasto con los cupones que están incluídos en esa edición: ya al llegar me acoplé rápidamente al uso de estos pedazos de papel que me siento a clasificar y cortar en mis ratos libres y que valen dinero. Contienen la información del producto sobre el cual se hace el descuento, la fecha de vencimiento, y un código de barras que lo hace fácil de leer en las cajas. Admito que a veces son engorrosos y que quitan un tiempo considerable en al automercado, porque hay que escoger el producto en el tamaño apropiado y en las cantidades señaladas ( a veces hay que comprar más de uno). Yo que trabajo por mi cuenta, me doy el lujo de perder parte de mi jornada en usarlos, pero ya he comprobado que me ahorran como mínimo 10% del total, me permiten probar productos nuevos a precio de rebaja (no soy fiel a ninguna marca, aunque por supuesto no me gusta comprar mala calidad) y me dá para pequeños lujos como jugar el Lotto y darle una buena propina al que me ayuda a llevar las compras al carro. Agrego que ni a las cajeras ni los parroquianos que hacen cola detrás de mí le hago mucha gracia: quita tiempo, pero no porque sea difícil detectarlos en las cajas como ya mencioné, si no porque como siempre no faltan los que pasan cupones sin haber comprado lo indicado, que tratan de estafar así tanto al fabricante como a la tienda: esta verificación demora.

lunes, enero 02, 2006

Unicidad

Es quizás una advertencia para nosotros a los que se nos ven los excesos de las de fiestas en el aspecto (porque creo que casi todos abusan, pero no a todos se les vé) o tal vez, una respuesta psicológica defensiva ante la avalancha de mensajes a favor de la delgadez y los tratamientos de belleza.
Primero un episodio de La dimensión desconocida llamado Eres una número 12, que trata sobre un futuro (año 2000, desde la perspectiva de 1964, ja!) donde la gente simplemente puede escoger que tipo de buenmozo o buenmoza quiere ser y transformarse en él. Hay una joven disidente que no quiere cambiar, y uno de los argumentos que esgrime es que ella piensa que se uniforma a la gente para que esté conforme, para que no se queje de nada y vaya con el rebaño. Por supuesto el final es de esos chistes crueles típicos de esta serie.
Luego, otro capítulo por la misma tónica es ¿Como quedé?, una mujer que se hace intervenir quirírgicamente para parecerse a sus semejantes, dado que no es como ellos y es catalogada como un mounstro: para el espectador, el ideal de belleza que persigue no tiene nada que ver con el que esperábamos.
Y situaciones reales me fueron mostradas en Cuando la crugía plástica sale mal, otro programa donde destaco que la mayoría son mujeres a las cuales además yo no les hubiese cambiado nada, ya que antes de someterse al cuchillo eran hermosas, pero después no solo que su apariencia cambió para mal, sino que llevan el estigma mental para siempre, claro, siendo esto mejor que los casos en que la paciente, como también ví aqui, muere.
De aqui, que mañana en la mañana cuando vuelva a verme el mondonguero, recuerde lo que dijo un psiquiatra consultado para el programa que mencioné: somos únicos, no debemos ni tenemos que adaptarnos a un patrón de belleza decidido por otros, sino aceptarnos y cambiar lo que se desee dentro de lo razonable y por medios seguros y en manos de profesionales. Buen mensaje para esas estimas que quedaron, después de los abusos de decembrinos, en el subsuelo.

Arrancando

Aqui ya todos amanecimos con las baterías puestas: trabajo, estudios, levantada temprano, nada de esperar a los Reyes (aunque ya en dos semanas viene un feriado). Me pregunto la diferencia que haría en Venezuela aprovechar esta semana, porque aún los que quieren hacerlo lo encuentran inútil debido a que los otros siguen de parranda. Una buena semana para hacer planes, retomar al dúo dinámico (dieta + ejercicios), simplemente salir a agarrar sol en un playita o poner al día la lectura y los asuntos que sin piedad nos empezarán a atacar, como nos atacaron el año pasado, como nos atacarán siempre: las responsabilidades, esas que nunca salen de vacaciones.

domingo, enero 01, 2006

En la TV ya es Primero de enero

El fastidiosísimo desfile de las rosas - Thank God there is cable -, los maratones de series (24, La dimensión desconocida, La Ley y el Orden) y lo infaltable en toda época del año pero que nos satura en estos primeros días: anuncios de productos para adelgazar, para dejar de fumar, para hacer ejercicios, cirujanos plásticos, productos dermatológicos, promociones de rebajas en electrodomésticos, carros, muebles, pero paradójicamente, también tiburones crediticios ofreciendo arreglar lo descompuestos que quedamos en ese mar, nosotras sardinitas consumidoras, ...al final la vida sigue igual, como cantaba Raphael. ¿Propósitos de año nuevo? !Vivir, simplemente!
PD: Por cierto, no dejen de leer este cuadro de año viejo de rebbeca. Produce envidia.