sábado, diciembre 31, 2005

Feliz año, amor mío

Todos tienen sus ritos de fin de año, la mayoría se deja llevar por la corriente y se come las uvas, oye a Teo Camargo o se pone ropa amarilla solo para mencionar algunas de las alternativas.
Yo veo, casi sin variación una película con el mismo nombre del post, protagonizada por Marga López y Arturo de Córdoba donde no falta el amor imposible, al hombre desilusionado, el embarazo no buscado, el secreto...lo que más me atrae de esta tragedia mejicana de los años 50 es el detalle del envío de un ramo de rosas rojas todos los fines de año, y con ellas una nota con la inscripción, por supuesto, que le dá nombre al film. No puedo superar aún mi crianza burguesa-romatica, donde una busca el amor de su vida, se casa y es feliz a menos que se deje perjudicar (yo digo que beneficiar) antes de la boda entregándose previo a tener el anillo en el dedo y por supuesto sin cuidarse de la subsecuente preñez. Aunque estos tabúes sexuales se han superado, la trama en el fondo de nuestros dramas sigue, 60 años después, siendo la misma. En fin, para todos, de nuevo, feliz año amores míos:!salud!

No hay comentarios.: