sábado, noviembre 19, 2005

Entrenando

Llegó el otoño y el momento de entrenar para mi cuarto medio maratón en Naples, bellisíma ciudad en la costa oeste de Florida a 2 horas de Miami, donde viven algunos ricos y famosos, amén de nuestro Jorge Blanco, aquel de El Naúfrago. Llego entre los últimos, paso una semana y más con dificultad para incorporarme, me maltrato los pies, pero mi principal objetivo es ganarle a la competidora que no falla junto conmigo en esta tradición que comencé cuando cumplí cuarenta: yo misma, la del año menos, la que cumple la meta sin parar (casi 3 horas) y que le dice a la del año presente "!no puedes detenerte, el año pasado lo lograste!".
Cómo el asunto no es soplar y hacer botellas, tengo un calendario de entrenameinto que les ofrezco, porque siento que si yo pude, cualquiera puede, hasta con puyasos, como nos contó Marianne en estos días. Lo mejor es verle la cara a mis hijos, ya al llegar a la meta y oirles cosas como Hey, she dit it! a la vez que toman un mal video porque están brincado y saltando. Sueño con participar en alguna carrera en mi pais, si logro que sea en Caracas, pues !mejor que mejor!

1 comentario:

Mariannextreme dijo...

adelante!!! (claro que puedes ;-), que risa lo de los puyazos :-P