miércoles, septiembre 14, 2005

¿Y tú, tienes una vida muy complicada?

Este post parecerá de Marianne: hoy salí, como pocas veces en este país hostil acompañada con una de mis muchachas - alumnas de la tercera edad a quienes enseño computación e internet - y su hija mongólica a quién no tenía con quién dejar y debía llevarse. Ella tiene 84 años y yo solo deseo llegar a esa edad con la misma energía y disposición. Como además ve poco, le hice el favor de conducir yo, la llevé al médico, hice mi asunto (para los que no saben, ir al centro de Miami desde el sur-oeste es una pesadilla) y regresé a recogerla. Encontre a su hija, sola, siendo evitada en la sala de espera del consultorio y preguntando constantemente por su mamá. Ya en dirección a la casa, con hambre, con calor, cansadas, me preguntó si mi vida era muy complicada...y la verdad reflexioné: no hay problemas graves en mi vida que resolver, los afectos están o conmigo o a tres horas de avión - bueno algunos mas lejos - estoy sana y la familia inmediata también, y a pesar de mis rollos existenciales y mis pequeñas molestias físicas, me levanto pensando que la vida es digna de vivirse. La respuesta: no, mi vida no es tan complicada, es simple en comparación con otras, que simple no significa aburrida o poco interesante: !no tan enrrollada, pues, chamo! :-)

6 comentarios:

Davidache dijo...

Tomaste una pausa para revisar tu vida y la valoraste. Que buenísimo eso. Cuanto valor el estar vivos y tener afectos verdad?. Saludos amiga.

Nelson dijo...

La vida es simple y bella, el hecho solo de vivirla es un verdadero milagro.

Y como siempre digo, mientra haya vida y saludo todo es posible hacerlo, siempre que le pongamos cariño a las cosas.

Un saludo cordial

Nelson

Mariannextreme dijo...

es un post muy tuyo :-)...me transportaron tus líneas querida Martha, espero VERTE por fin, un abrazo!

LUIS AMÉZAGA dijo...

Complicaciones es sinónimo de vida. No tener complicaciones es estar muerto. Lo que seguramente tú valoraste, es que son asumibles y te satisfacen a la altura de que dios aprieta pero no ahoga.

Martha Beatriz dijo...

No Luis tengo que estar en desacuerdo, asi como lo estoy con la buena y mala suerte: quizás lo que no me gusta es ponerle ese adjetivo negativo a la vida. Digamos situaciones, circunstancias, de eso esta llena la vida. La palabra complicación no me gusta...

RomRod dijo...

yo opino como Martha, uno a veces ve a su alrededor tantas "complicaciones", tragedias, etc. que no queda sino agradecer la vida sencilla que muchos llevamos. Eso nos enseñó Aquiles a quienes tuvimos el privilegio de conocerle o verlo en tv cada día con sus cosas más sencillas. Amando los detalles y disfrutando lo cotidiano es que seguimos como dice Nelson maravillándonos de estar vivos. Saludos!