miércoles, septiembre 28, 2005

!No salgas con ese tipo, amiga!.com

Este post es más digno de nuestra Tecnochica: Existe un sitio llamado Don't date Him Girl, donde una puede averiguar, según el, si el hombre con el que estamos saliendo nos engaña, lo cual dá pie, por supuesto a la descripción de otros defectos que el sujeto pueda tener.
Como puede leerse en este artículo del Miami Herald , el asunto tiene mayores implicaciones de las que significa solo averiguar si el tipo está con otra: dado que pueden hasta mostrarse fotos del acusado junto a sus datos personales, la página es una campo minado de demandas, pues la información no solo que no puede ser cierta, sino que tendería a ser una herramienta de venganza efectiva si se quiere que un ex sufra humilaciones en su comunidad, lo cual la hace también peligrosa. En fin, cosas veredes: me imagino por allí viene la de nosotras, aunque dudo que los hombres comercialicen productos con la idea o intenten escribir un libro, su punto de vista respecto al engaño difiere del nuestro, aunque en ambos casos somos víctimas. Como yo lo veo: la creadora de esta idea is trying to make a buck con el dolor ajeno.
Actualización: !vean esta opinión! Y por favor, caballeros opinen.

lunes, septiembre 26, 2005

Dispersos

Nota: Después de tanto opinar (Waltergate), me siento en la responsabilidad de decir algo. La reproducción de este artículo refleja en principio mi cansancio y mi desilusión (porque lo hemos venido avisando, lo de ahora hace tiempo). Por otro lado, es una muestra de que somos muchos los que no hemos sido nunca engañados.


Esto ya lo había publicado en el blog. Ya tiene tres años y pico, sin embargo !como está de vigente!

domingo, septiembre 25, 2005


Libertad de expresion, derecho de todos. Posted by Picasa

viernes, septiembre 23, 2005

!Chitón!

Poesía "silenciosa" para suavizar el fin de una semana de trabajo, gris.

Mudez

Muda
Pero mi piel
Vaticina ya,
La tuya

Sin palabras
Pero mis labios sellados
Predicen abrirse
Ante el poder de los tuyos

Sin sonidos
Pero mi abajo húmedo
Sea adelanta a tu rígida
Y magnífica protuberancia

Muda, sin palabras,
Sin sonidos
Pero mi cuerpo te habla
Desde el deseo reprimido.

miércoles, septiembre 21, 2005

PromBlog :-(

Amigos, los solidarios que me leen, no podré ir al PromBlog, el viaje no cuajó para esta fecha y menos con estás Katrinas y Ritas por allí echando. Por un lado me alegro, porque nada que ver con esas asistentes, todas bellas, - se destapó Eden - quedaría de cachifa ;-). Por otro lado, contribuí como para asistir con alguien más, porque eso de andar sola en Caracas, la pistola. Asi que si alguien quiere ir por mí, pues comuníquense (ver mi profile) por correo para hablar con los organizadores y les permitan aprovechar mi(s) entrada(s). Sera en otra oportunidad, queridos...

Nombres de los huracanes

Para los amigos que preguntaban sobre los nombres de los huracanes, pues, aqui los enlazo con este artículo - lamentablemente en inglés - sobre el asunto de los nombres, como pueden quedarse sin ellos para este año, la posiciones feministas respecto al predominio de nombres de mujeres y otros datos interesantes. Como ya deben saber no paso nada en Miami y hoy retornamos a la rutina con un día sin producir. Y a la expectativa de otro trancazo económico por parte de Rita, porque pegará en el estado Zulia de los gringos: Texas.

lunes, septiembre 19, 2005

¿Cuándo se terminará la temporada de huracanes?

Todavía falta recoger la basura que nos dejó Katrina - por suerte, en New Orleans están recogiendo cadáveres - y ya nos viene el próximo susto, Rita. Para los que entraron en el enlace, yo estoy en la puntica roja que se vé ya en tierra, allí mismo después de la colita que representan los cayos, asi que parece que esta vez no nos pelará. No significa esto que saldremos mal necesariamente, pero ya comenzó la locura colectiva de la pelea por los recursos: gasolina, bille, papa, proteger el rancho, además de otro par de de días de pérdida económica y de incertidumbre. Esto no esta nada bien por estos nortes...

sábado, septiembre 17, 2005

Humilde declaración de una bitacorera

Esta noche me sentí verdaderamente hastiada de la mayoría de los blogs que he leído y me pareció, con toda honestidad que la mejor forma de manifestar mi descontento, sin tener que pasar por todos los lugares virtuales llenos de réplicas y comentarios insultantes fue hacer una declaración lo menos apasionada posible. Allí va:
Se ha perdido la noción del porqué se crea un post, es para que otros se informen de los temas que pasan libremente por nuestra cabeza o que intencionalmente tocamos, como los post que este fin de semana abundan sobre el “éxito” (la comillas son porque presisamente, es cuestión de opiniones) del Presidente Chávez en Nueva York. Y la mayoría no solo dejamos que la gente se informe, también dejamos que opinen sobre lo que hablamos y aquí parecen residir múltiples problemas: desde comentarios mal interpretados por el dueño del blog – me pasó con las chicas de Sexless and the city, les repliqué y no las leí más – a los cuales contestan airadamente, hasta opiniones adversas sobre lo que se versa, muchas veces cargadas con descalificaciones e ironías que molestan y finalmente los agresivos, los que no hay duda que han sido emitidos por personas que están descargando su inconformidad respecto a algo y al final se encontraron con una posición sobre la cual no están de acuerdo y deciden simplemente, atacar.
Se supone que somos adultos y que hay de todo en la villa del señor, pero ese empeño en tener la razón, en no dar espacio a lo que los otros piensen, en dejar mi huella polémica - recuerdo un comentario en un blog donde repliqué que un escritor importante no debía ser insultado ,y la retaíla de dimes y diretes que trajo mi actitud conciliadora -, lo cual ocurra de nuevo quizás con este, que intenta servir como válvula de escape para mi, y en el fondo como consejo, que con humildad envío, para los demás.
Lo que asumo hoy, y que quizás ya sea verdad para muchos otros es que, lamentablemente, para no herirme sin necesidad, leyendo textos que me agreden por su contenido, solo visito blogs que conozco y cuyos temas, si bien puedo no estar de acuerdo, no es solo se plantean de manera respetuosa, sino que admiten debate. A los que no les gusta la discusión, que carecen de la capacidad de aceptar sin caer en descalificaciones las críticas que se les hacen o tienen que responder con el mismo tono a los insultos que les llegan, les recomendaría que no dejen poner comentarios e incluyan un contador de visitas al post, asi saben si son leídos.
Mi orientación es la de ser escuálida, sin embargo le tengo mucho aprecio – y lamento lo poco que postea – a J.R. Duque y a su casa. Este es un ejemplo de cómo se puede disernir gallardamente y hasta con humor desde posiciones contrarias.

jueves, septiembre 15, 2005

Las veces que el cliente abusa

Jorge, uno de los bitacoreros que invariablemente leo, se quejaba en estos días del mal servicio que recibió en Italcambio, y yo comenté allá que Aeropostal no se queda atrás.
Pero lo que observo aqui en Miami es a veces el otro lado de la moneda: como es el cliente quién abusa del buen servicio lo que al final, no solo lo deteriora sino que lo encarece.
¿Sabían que esta ciudad es una de las pocas (quizas haya cambiado por la subida de los precios) donde se paga la gasolina por adelantado? Esto es porque la gente se vá sin pagar y no existe la figura del bombero, sino en estaciones de servicio especiales, como las que están cercanas al aeropuerto. Pertenezco también a dos clubes de compras - o macro mercados, en el caso de Venezuela está Makro - donde no puedo sino molestarme cuando la gente rompe los paquetes, digamos de ropa interior para ver el tamaño. o arruinan una caja completa de toallas sanitarias o de pañales porque necesitaron UNO y no les importa un carrizo que los demas ya sean inservibles (estamos hablando de paquetes de 40 unidades, quizás). Acotación aparte merecen los que abren el paquete de uvas o de fresas para "probarlas" y los dispositivos de seguridad que hay en las cosas pequeñas como pen drives o DVD, donde indirectamente nos catalogan a todos los clientes de ser personas de poca confianza.
También se ha malogrado el sistema de cupones - los periódicos dominicales viene plagados de cupones de víveres para usarlos en los automercados - y las gente los introduce en su compra aún sin haber comprado el producto sobre el cual se hace el descuento, por lo cual a una cuponera profesional pero honesta como yo se le hace un infierno pasarlos sin la cara de desconfianza de la cajera, a quién tengo que mostrarselos uno por uno a medida que pasa el producto en vez de todos al final, definitivamente más rápido ( y si se ahorra, amigos como 10% de la compra).
Yo estoy completamente segura que somos nosotros mismos, los clientes, de los cuales pagamos justos por pecadores, los que cuando aumentan los precios los comercios para defenderse, pagamos esas uvas, esa gasolina, ese pañal que la gente se robó. Y es por ello que no tolero este tipo de acciones y las reclamo.

miércoles, septiembre 14, 2005

¿Y tú, tienes una vida muy complicada?

Este post parecerá de Marianne: hoy salí, como pocas veces en este país hostil acompañada con una de mis muchachas - alumnas de la tercera edad a quienes enseño computación e internet - y su hija mongólica a quién no tenía con quién dejar y debía llevarse. Ella tiene 84 años y yo solo deseo llegar a esa edad con la misma energía y disposición. Como además ve poco, le hice el favor de conducir yo, la llevé al médico, hice mi asunto (para los que no saben, ir al centro de Miami desde el sur-oeste es una pesadilla) y regresé a recogerla. Encontre a su hija, sola, siendo evitada en la sala de espera del consultorio y preguntando constantemente por su mamá. Ya en dirección a la casa, con hambre, con calor, cansadas, me preguntó si mi vida era muy complicada...y la verdad reflexioné: no hay problemas graves en mi vida que resolver, los afectos están o conmigo o a tres horas de avión - bueno algunos mas lejos - estoy sana y la familia inmediata también, y a pesar de mis rollos existenciales y mis pequeñas molestias físicas, me levanto pensando que la vida es digna de vivirse. La respuesta: no, mi vida no es tan complicada, es simple en comparación con otras, que simple no significa aburrida o poco interesante: !no tan enrrollada, pues, chamo! :-)

sábado, septiembre 10, 2005

Otro aniversario triste

Para mí ha debido ser un día de júbilo: al momento de los ataques me encontraba en la Embajada Americana, en Caracas, procesando la residencia. Aún recuerdo çomo pudimos ver al primer avión chocar a través de la ventanilla donde recibía la funcionaria nuestros documentos, y cuando aún se pensaba era solo un accidente. Ya para el segundo impacto, se cerró el recinto, pero la eficiencia gringa no cambió y nuestros papeles fueron procesados cuando se tomó control de la situación. Fué vergonzoso salir y encontrarse las bandas de la Sra. Ron celebrando en la puertas de la sede diplomática, pero su sentimiento y el de muchos otros lo expresa muy bien esta opinión, la que más me impactó de lo que leí en esos días. Y podríamos muy bien emparejarla ahora con el asunto de Katrina: Eli Bravo menciona que se esperaban, antes del 11 de Septiembre tres tragedias posibles: un ataque terrorista, un huracán en New Orleans y un terremoto en San Francisco: llevamos dos de tres y la sensación de vivir en una nación que se aisla cada vez más, como todo lo que conlleva poder.

viernes, septiembre 09, 2005

Inmigración y legalidad

Yo nunca tuve de que quejarme, obtuve el sueño americano completico desde su concepción: permiso de trabajo para el jefe de la casa, documentos de acompañantes legales para nosotros, la familia inmediata, empleo bien remunerado (!aquellos tiempos!) y bienvenida en alfombra roja. Como para no pensar dos veces el venirse, ya a este punto la familia avanza en post de la ciudadanía.
Pero esto no es cierto para muchos de los que deciden irse de esos infiernos particulares que viven en sus respectivos países sean llamados como sean, falta de oportunidades, política, discriminación (si amigos, discriminación) o simplemente deseos de cambiar de ambiente: una querida amiga, que tiene mas o menos los mismos nueve años que yo aqui, ha tratado sin éxito de establecerse legalmente, por las vías normales, sin trampas, sin sobornos, sin humillaciones antes nadie, lo cual llegó hace poco a un callejón sin salida debido a los cambios recientes en la política de inmigración . Sé lo muy dolida que está, haciendo un esfuerzo de seguir con su vida cotidiana y no dejar que el asunto de los papeles, que es una nimiedad para muchos, la afecte.
Siento que los encargados de estás lides mantienen un doble dicurso, cada vez limitan más ( o creen ellos) la entrada y piden mas y más requisitos, mientras la realidad los golpea con la necesidad de los inmigrantes, sobre todo los latinos, que seríamos un engranaje, que de perdernos quizás detenga o al menos haga reducir la velocidad de la maquinaria económica que mueve el país: si no que lo digan las cifras del dinero que producimos, los empleos que nadie quiere que cubrimos y la cada vez mayor entrada del español en la vida diaria: ya no son solo los cubanos en Miami o los puertoriqueños en New York, estamos en todas partes y más le vale a esta gente hacerse consiente de ello y reconsiderar sus políticas hacia estos extranjeros que solo hemos venido - y parece que vamos a seguir viniendo - a hacer crecer más esta potencia.
Actualización: para muestra un botón.

martes, septiembre 06, 2005

La vida en general y particular

Regresé a casa, sin embargo no siento que volví al mismo sitio, Katrina cambió todo. Otros compañeros de bitácoras han hablado de su sentimientos en estos días, quizás de una manera poco habitual para ellos, uniéndose a La Maga y a Carmelo, nuestros bloqueros sentimentales por excelencia. Solo por mencionar un par notable están Kira y RomRod, cuyos posts y opinones sobre lo que ocurre en Venezuela y la tragedia del huracán destructor traspasan el monitor y pegan en el ánimo.
En particular, los asuntos personales que traté en mi última visita me pusieron a reflexionar sobre el tipo de vida que los individuos desean vivir contra la que tienen opción de llevar, sea por motivos económicos o de salud. Me pregunto si hay calidad de vida cuando se fuerza a un individuo a prologar la suya de una manera indeseada, como en el caso extremo de la tristemente notable Sra. Schiavo.
Con respecto a la vida, esa genérica, me uno a George Carlin, (comediante) y a Richard Bach (escritor): si este mundo se agota, por negligencia, descuido, vendrán otros, y el hombre con su grandeza los pondrá a su servicio, y si no vienen más, pues, dudo que la vida esté restringida a esta raza imperfecta. Y la "justicia" - no creo en ella - creada también por nosotros, encontrará su equilibrio...o terminaremos destruyéndonos. A ese punto, ?que carajo importa?
La vida puntual, la propia, siento que pierde sentido cuando el libre albedrio se vulnera, sean cuales sean las condiciones de cada quién. Hasta los orates tiene derecho a su locura, y es de cada individuo conservar su espacio. Que esa conservación se ha convertido en batalla, si no lo niego.
No son ideas fáciles de digerir, ni complacientes, ni siquiera optimistas: son reflexiones sobre la vida en una mañana gris.

viernes, septiembre 02, 2005

I like to live in America: New Orleans, la otra cara del sueño americano

La reflexión sociológica que nos queda de la tragedia de New Orleans - Katrina aparte - es la que tiene que ver con el comportamiento de los sobrevivientes y del propio gobierno federal, representado por Mr. Bush: las imágenes no distan mucho de aquellas que se ven cuando se nos muestra el último golpe de estado en Haití o alguna manifestación disuelta de manera sangrienta en Sur Africa. Aqui hay saqueos, civiles disparándole a la policía, violaciones a mujeres y niñas...
Es paradójico que el poderío que muestran los gringos a la hora de invadir una nación o promover una guerra, no lo tengan para asistir y controlar a su misma gente, que no por casualidad es en su mayoría afro-americana , y está en el mayor desamparo, comportándose de una manera que les sirve como excusa a los racistas de este país para tratarlos como los tratan.
Respecto a Georgie, hasta una chavezada se tiró hoy, que el no estaba conforme con lo que se había hecho, que es insuficiente, si el lo dice, y no pone los correctivos hay que llamar a María. Pienso que esta tragedia social es una raya más para el Presidente: ¿es esta la manera en que la libertad y la democracia que el tanto proclama para otros pueblos se manifiesta a la hora de una emergencia? ¿estamos viendo la parte fea del american dream? Por cierto, los enlazo con la miss, cada día me convenzo más que este blog es una ácida crítica a todo los que nos rodea, una parodia inteligente. Sin muchas vueltas y a pesar de lo que dicen los comentarios, si analizamos detrás de las palabras mal escritas y la pésima redacción, nos encontramos un resumen descarnado de la situación que dejó el huracan.

jueves, septiembre 01, 2005

¿En qué barrio vive usted?

Uno de los objetivos prácticos de mi viaje fué obtener mi cédula - documento de identidad - bolivariano, para los que no saben, obtener este preciado papel que sirve ahora para todo, no es siempre sencillo. Me presenté en el operativo que se desarrolla permanentemente en la Parroquia La Vega, en Caracas. Lo primero fué solo llevar solo lo indispensable: el dinero justo para transportarme y la cédula vieja, porque la pinta me delataba, ya que cuando pregunté en la oficina de mi papá si yo tenía aspecto de turista estallaron todos en carcajadas y vaticinaron atraco seguro. Hice mi cola de dos horas y al momento de la entrevista fuí interrogada, y la pregunta crítica fué la que titula este post. Confieso que tuve la tentación de mentir, bajo las circuntancias de encontrarme en terreno revolucionario, pero dije la verdad: vivo en Miami, y antes de que los ojos del misionero se agrandaran más, le explique que sigo siendo venezolana y que los que estamos afuera también necesitamos nuestros papeles de identidad. - Bueno, pero una dirección en Venezuela me tienes que dar - me espetó, asi que recurrí a mi última conocida. Después vino el alivio: cuando verificaron mi registro electoral, aparezco en el Consulado de Miami, por lo cual la mentira me hubiese hecho quedar peor. Me preguntaron si queria cambiarme: para qué, dije yo, ! si yo vivo allá! Bueno ya tengo mi laminada, después de 15 años de tener la anterior vencida.