martes, agosto 16, 2005

Demasiado cansada del demasiado

Toy' vieja. Esa quizás es la explicacion más facil a mi actitud intolerante hacia ciertas cosas, como el uso que veo del demasiado entre mis compatriotas: me gusta demasiado - a me suena mejor me gusta mucho, - demasiado bueno por "muy bueno" y por allí leí demasiado variado, en fin demasiado demasiado. ?Vendrá la muletilla de algún programa de TV que no puedo ver, de alguna moda, de algún político? Solíamos nosotros mas bien usar expresiones que casi nadie entiende en otro lado como chévere por bueno, cagante por muy bueno, vale para dirigirse a alguien y mas recientemente chamo y chama en vez de pana o panadería para hablar de los amigos o expresar que alguien es buena gente (buena persona).
Se me ocurre, que en nuestro caso, el uso del demasiado es un símbolo de incredulidad o de exageración: todo nos parece demasiado porque quizas estamos acostumbrados a los malo, mucho más en los tiempos que vive el país o porque somos simplemente pantalleros (exhibicionistas).

2 comentarios:

David Morán dijo...

Decansemos del uso repetitivo de ciertas expresiones, pasan demasiado tiempo en nuestra boca. ¿Será que exagero?.

cosmik dijo...

Casualmente demasiado es una de esas palabras que estoy tratando de sacar de mi habla cotidiana...
Siempre te leo, me encanta tu blog!!!! (K)