jueves, julio 21, 2005

El traje de faena del emperador

"Chávez está apareciendo nuevamente con uniforme militar, después de tres años en que lo había archivado. El presidente había dejado de usar uniforme militar a pedido de sus generales cuando regresó al poder tras un abortado golpe en el 2002, pero estos generales en su mayoría ya fueron pasados a retiro"
Jul. 14, 2005
La politización militar en Venezuela
ANDRES OPPENHEIMER - El Nuevo Herald

De nuevo se aparece el Presidente Chávez en traje militar, y lo hizo en un momento – la emergencia en Apure - en que señalarlo inmediatamente por parte de los medios que tanto lo critican quedaría como frívolo, ya que si fue a prestar apoyo, aunque se hubiese aparecido en cueros como el emperador del cuento, el detalle de su aspecto no tendría que ser importante.
Pero fue poco lo que tardó la prensa en destacar el look y los articulistas en señalar el hecho especulando sobre las razones del uso de la pinta: desde inseguridad del primer magistrado hasta simple provocación, pasando por soberbia y deseos de humillar de nuevo a sus ex compañeros. Usted escoja la versión que más le guste, pues.
Siento que el traje en sí también merece un análisis, al menos a partir de la época en que Hugo Rafael perdió el derecho a usarlo como miembro de la Fuerza Armada, aunque inteligentemente lo haya incorporado como un elemento a una carrera política que apenas se asomaba y que los venezolanos, buscando alternativas, promovimos.
El boom “porahorista” trajo entre otras consecuencias, una que en el momento parecía menor: los primeros carnavales post golpe nos trajeron los primeros “chavecitos”, deplazando, según mencionaron los periódicos en su oportunidad a los tradicionales “zorros”, “batman” y “ninjas”. Ahora se puede decir, en el cuerpo del dirigente del poder ejecutivo que el traje volvió al uso que se le dio por aquellos días, al fin y al cabo cada muchachito vestido de camuflaje creía ser un militar-golpista y con ello se adjudicaba inmediatamente la capacidad de grandes actos de valentía y arrojo. Sin embargo, hasta estos pequeños deben haber aceptado la realidad del miércoles de ceniza con su levantada temprano y las obligaciones que acompañan un día de escuela.
Indudablemente el traje ha de ser cómodo y con la misma fuerte, dado que los que deben y tienen que utilizarlo lo hacen en condiciones de entrenamiento, o bien cuando salen a la calle a realizar operativos y comisiones que le dicen al entorno civil, sin ninguna duda quienes son y la seriedad de sus tareas, enfatizando así a los verdaderos defensores de la patria. Debemos los demás entonces conformarnos con lo más cercano a estas características de confort y resistencia, las cuales se consiguen en un buen mono deportivo, porque aunque también muchos lo usen sin los meritos requeridos, esto no causa divisiones ni confrontaciones entre la comunidad “en movimiento”, con una simple mirada a la barriga se sabe quién practica deportes y quién no.
Los accesorios no son como para despreciarlos: unas botas que pesan de solo mirarlas, ese cinturón que lleva capaz de cargar cualquier cantidad de elementos para subsistir y defenderse son sin duda intimidantes, así como la boina roja, la cual lamentablemente se ha prostituido para posarse en cabezas cuyo único juramento parece ser el de desangrar a la patria mas de lo que ya estaba a través de la violencia. Si usted quiere reconciliarse con alguien o llamar a la unidad, definitivamente usar este traje no sería el consejo de un columnista de modas ni del Dr. Chirinos.
Tal vez lo que le quede al traje de faena de nuestro emperador llanero sea quemarlo o guardarlo para usarlo en privado. Sobretodo si se toma en cuenta la raya que representa habernos recordado por el parecido, con inundación de fondo y todo a otro personaje de comparsa: la Dra. “cubrida” Ibáñez de Lusinchi en la tragedia del río El Limón.
* Este artículo cumplirá tres años en estos días...

2 comentarios:

Carmelo Lattassa dijo...

Cuando Fujimori atacó la embajada japonesa, se dejó ver para los medios con chaleco antibalas... chávez cuando la trajedia de Vargas se dejó ver con uniforme militar...creo que cada vez se coloca una identidad, si la ayuda llega los militares se apuntan un tanto, o los civiles seún sea el caso...

Mariannextreme dijo...

hola mujer! hoy con calma estuve leyéndote nuevamente,recibe un abrazo!